lunes, 12 de agosto de 2013

La obsecuencia del Washington Post con ellos mismos


Son las ediciones del martes 6 y de ayer, domingo 11. En la primera anuncian que los Graham vendieron The Washington Post a Jeff Bezos. Como se ve, es la noticia más importante del mundo de ese día. En la segunda que para Bezos -que no dijo nada más que eso- el diario representa una nueva frontera. The Washington Post siempre fue un poco provinciano con sus antiguos dueños, pero lo curioso es que el mismo Bezos les recordó:
The paper’s duty will remain to its readers and not to the private interests of its owners.
Sí. Está parafraseando a Eugene Meyer, el banquero que compró The Washington Post en 1933 (padre de Katharine Graham y abuelo de Donald, el que lo vendió).
Publicar un comentario en la entrada