miércoles, 24 de enero de 2007

El cuento del consultor

Lo había oido alguna vez, pero me costaba reconstruirlo para contarlo yo mismo. Es una historia de consultores, de esos que abundan en los diarios como las moscas molestas del trópico:

Un pastor de ovejas ya anciano se topó en la montaña con un joven al volante de una súper 4x4. Después de saludarse, el joven hizo una propuesta:

-"¿Me regala una oveja si le adivino la cantidad que tiene su rebaño?".

El pastor acepto escéptico. Con su notebook HP Pavillon dv1000 y su teléfono satelital consultó el joven las estadísticas mundiales y regionales de ganados, las características de las ovejas merinas, las costumbres de los pastores de las montañas, los índices de supervivencia y de natalidad de los ovinos. Luego calculó los números en su planilla Excel y proyectó con el Power Point en una roca de la ladera el número 243.

-"Muy bien, ese es el número exacto. Elija la oveja que más le guste".

Pero cuando el joven se subía a su todo terreno, el pastor lo paró, preocupado por el animal que había cargado.

-"Yo también quiero hacerle una propuesta: ¿me devuelve el animal si yo adivino su profesión?".

Aceptó el joven intrigado.

-"Usted es consultor"
-"¿Cómo lo supo?"
-"Muy fácil. Usted llegó aquí sin ser llamado, se mete en mi negocio sin pedir permiso, me dice algo que yo ya sabía y, encima, pretende cobrar por eso. ¡Y devuélvame mi perro ahora mismo!"
Publicar un comentario en la entrada