martes, 23 de enero de 2007

Cazadores y cocineros

Es otra división en cualquier diario, y por ahora no tiene nada que ver con las mujeres y los varones que trabajan en él. Habrá que esperar a que las mujeres se terminen de afianzar en esta profesión para saber si entrará la división ancestral entre varones recolectores y mujeres administradoras.

Podría plantearse una redacción con esas dos secciones: reportería y editoría. Los editores, jefes de sección, jefes de información y de cierre son cocineros (cfr: Las secciones son lugares de poder, en Paper Papers, 4/1/07 y Abrir y cerrar un diario, en Paper Papers, 19/1/07). Los cazadores son los reporteros con colmillo suficiente para morder la informacíón y seguirla hasta el fin del mundo. Unos y otros son enfermos de periodismo. Los jefes deben tener genes de cocinero, pero también habilidad para manejar gente. Se malogra un cazador cuando se lo convierte en cocinero. Un buen periodista no siempre es un buen jefe, por eso nunca debe ser un premio el manejo de personal en un diario (como ocurre en casi todas las otras industrias o en las fuerzas armadas). La aptitud de mando es, la mayoría de las veces, una pésima condición en un buen periodista. Y hay que resolver esta cuestión con aumentos de salario que no impliquen responsabilidades de mando o de edición.

Pero ese es otro tema para otro post: La carrera del periodista.
Publicar un comentario en la entrada