jueves, 4 de enero de 2007

Las secciones son lugares de poder

Solo hay que preguntárselo a los lectores. Veremos que las secciones les dan lo mismo. O podemos hacer la prueba y meter una noticia deportiva en medio de las de política. Lo hacemos muchas veces por razones de cierre, y nadie se queja.

Las secciones son más un factor de poder y de organización de la redacción que un método para ordenar la información en las páginas. Son menos un servicio a los lectores que a los periodistas. Hoy hay tres, solo tres, grandes secciones para un lector: vida pública, vida privada y deportes. Lo demás es poder, intrigas, recursos humanos, nepotismo, necesidades innecesarias. ¿Deben estar juntas Política y Economía? Depende de los movimientos dentro del diario y de la fuerza que se le quiera dar a los jefes y redactores de esas secciones.

A nadie le molesta que en la portada del periódico los temas estén mezclados. Tampoco adentro de sus páginas. Este es uno de los mitos de los diarios, de esos que a Javier Errea le gusta destruir.
Publicar un comentario en la entrada