lunes, 18 de septiembre de 2017

Las fotos blureadas no son fotos


¿Publicaría usted una foto en la que están fuera de foco las caras de los protagonistas? 

Menos habría que publicar una en la que el defecto lo hemos causado nosotros para que no se vea lo que justamente interesa. Si no se puede publicar, no tenemos foto. Es así de simple el dilema de las fotos blureadas como esta de Dagens Nyheter (Estocolmo) de hoy.
Publicar un comentario