miércoles, 20 de julio de 2016

Rock and Roll en el Vaticano


Geniales y súper frescas las respuestas de Paloma García Ovejero a las preguntas de Irene Hernández Velasco en El Mundo de Madrid (apareció el pasado 15 de julio). Me entero ahora que la Sala Stampa de la Santa Sede cierra a las tres de la tarde -en verano a las dos. Ya da igual porque posiblemente la misma oficina sea una antigüedad.

Es la primera vez que hay una mujer en ese puesto y es la primera vez que los portavoces del Papa y de la Santa Sede son periodistas profesionales, que han trabajado durante muchos años para sus medios -Greg Burke para Time y García Ovejero para la Cope- y han vivido de eso. Les paso dos respuestas a las preguntas por su condición de mujer con las que no puedo estar más de acuerdo. Además son aplicables a cualquier equipo de trabajo y, por supuesto, a cualquier redacción del mundo:
¿Quiere decir que está a favor de la paridad? 
No es un discurso de paridad, sino de normalidad y de naturalidad. Los porcentajes son lo de menos. Lo importante es que el candidato pueda ser hombre o mujer y se elija por criterios profesionales, no de género. 
¿Pero en su caso concreto cree que el ser mujer ha contado? 
Me gustaría que no. Me gustaría que ninguna mujer fuera elegida para un puesto de trabajo por ser mujer, como tampoco me gustaría que fuera despedida por ser mujer. 
Publicar un comentario en la entrada