martes, 19 de enero de 2016

Mario Calabresi deja caer tres bombas en Repubblica


Mario Calabresi es quizá el mejor director de diarios de Italia, con permiso de Ferruccio de Bortoli, al que jubilaron hace dos años del Corriere della Sera en una movida, digamos, pintoresca.

El jueves pasado, Calabresi dio el relevo a Ezio Mauro, otro colosal director con una misión casi imposible: relevar al fundador de La Repubblica, Eugenio Scalfari

Calabresi viene de dirigir La Stampa, el mejor diario de Italia de los últimos cinco años (eso le parece a uno). Sonó como relevo de De Bortoli en el Corriere durante dos años, que los milaneses se pasaron anunciando que llegaba mañana, mañana, mañana hasta que el propio Mario dijo que seguía en el diario turinés –seguramente porque Repubblica ya se había acercado a él. (Corriere optó finalmente por una solución interna: Luciano Fontana).

A Calabresi le ha tocado el premio mayor. Repubblica no es lo que era, quién puede negarlo. Si hay alguien que puede devolverlo a su antiguo estado es Calabresi, que fue su más joven Caporedattore Centrale (el principal ejecutivo del director en la sala, digamos). Fue el mismo Ezio Mauro quien lo nombró, con un par, cuando tenía 32 años, en un país tan gerontocrático que cuando tienes 40 te siguen llamando ragazzo (chaval, pibe).

Esta es la primera intervención de Calabresi en su primera reunión de Repubblica. Atención a los tres bombazos que suelta, con finezza, en los minutos 12', 15'40" y 19'. Si tiene 20 minutos y es periodista no podría recomendarle una manera mejor de aprovechar el tiempo.

Hoy ha presentado su programa editorial, con todos los números y poca ópera. Puede verlo íntegramente. Será una hora bien aprovechada.
Publicar un comentario en la entrada