martes, 4 de marzo de 2014

El nuevo Nuevo Día

ayer 


anteayer


Y aquí una explicación de Javier Errea, con esta genial versión del fracaso de Leonardo Di Caprio en los Oscar de anteanoche:
Pierde Di Caprio, un actorazo. No me alegro. Como no sube a hablar, el encanto permanece. De eso sí me alegro.
Publicar un comentario en la entrada