viernes, 31 de enero de 2014

Valiente estrafalario

Hombre del poder, producto exótico de la cultura de la Transición, juguete de usar y tirar, menos poderoso y brillante de lo que realmente parecía, servil, disfrazado de outsider o de valiente estrafalario... 
Con estas y otras frases Hugo Martínez Abarca describe a Pedro J. Ramírez en su columna de Cuarto Poder. De lo más duro que he leído hoy sobre Ramírez, despedido ayer de su propio periódico.
Publicar un comentario