lunes, 3 de julio de 2023

La calidad perdida de National Geographic Magazine

El sábado 1 de julio Toni Piqué publicó un hilo de tuits con motivo del despido de los últimos redactores de National Geographic que comentaba en el post del 28 de junio. Lo traduzco del catalán y confirmo la historia porque también yo estaba en aquella visita. Confieso que pensaba escribir algo parecido; muy parecido, diría. Debo tener diapositivas de aquella visita. Cuando la encuentre, prometo subir una en la que estamos con Larry Nighswander, que nos aseguraba en chiste que se había quedado calvo eligiendo fotos.

National Geographic ha despedido a los últimos 19 redactores de la revista. Los artículos se encargarán a freelancers o los harán los editores. También se han chasqueado el departamento de audio y en el 2024 ya no se venderá en los quioscos. Recorte de gastos...

Los peores recortes en National Geographic no son los de los redactores. Son las del departamento de fotografía. La revista ya no firma los contratos que permitían a los fotógrafos pasar meses sobre el terreno para llevar fotos tan icónicas como esta:


National Geographic era un portaaviones gracias a las fotos. Visité la redacción, en Washington DC, en otoño de 1992 con el Capítulo Europeo de la SND, en uno de esos viajes fabulosos que comandaba Juna Antonio Giner. NG tenía unos 12 millones de suscriptores.
Nos guio la visita Larry Nighswander (+2014) el director de fotografía del National Geographic. Tenía sobre la mesa 3.600 diapositivas (era en 1992, recuerda) de un reportaje sobre Siberia. Había hecho una selección —a mano— de unas 50, divididas en tres juegos de 18 fotos. Aquel reportaje de National Geographic no era el principal de la portada de la revista que preparaba Larry. Era uno más. 
Algunos de de los que estábamos éramos de la letra. Alguien —¿quizás Gonzalo Peltzer?— preguntó dónde estaba el texto. Larry dio una respuesta sorprendente:

"El 80% de los lectores de National Geographic no se leen los textos. Sólo leen los pies de foto, que ya veis que son algo más historiados"

Los que nos dedicábamos a la letra no debíamos de hacer muy buena cara. Él todavía nos hirió más con una aclaración:
 
"Los mejores redactores y editores de National Geographic los dedicamos a los pies de foto", añadió.

¡El reportaje del tigre siberiano que Larry cerraba se publicaría en National Geographic diez meses después, en julio de 1993!
 
Había que hacer doce millones de copias en una imprenta de alta calidad de Alabama o Mississippi que tardaba dos meses en terminar la producción. Esta fue la portada:


El fotógrafo del reportaje de National Geographic se pasó como medio año persiguiendo a tigres siberianos. Tomó 3.600 fotos. La revista eligió 18.

Esta es la calidad que se pierde con los recortes que ha hecho el amo, Walt Disney Co.

4 comentarios:

Cheap Assignment Help UK dijo...


Over the years, some readers have expressed concerns about the perceived decline in the quality of National Geographic Magazine. Once renowned for its groundbreaking photography, in-depth articles, and compelling storytelling, there is a sentiment that the magazine has experienced a shift in its content and direction. Critics argue that a greater emphasis on sensationalism and entertainment value has overshadowed the magazine's commitment to educational and scientific exploration.

Assignment Writing Service dijo...

oh, That's a very stunning act. The photographer for the National Geographic report spent about half a year chasing Siberian tigers. and he took 3,600 photos. then why magazine chose only 18 photos? that is the worst management of the national geographic team.

Muted 2023 Sergio Ciscar Brown Jacket dijo...

Hi everyone, Yes, it is absolutely possible. I will give you information about fashion. If you want to buy something new in this winter, I will suggest you to use this Muted 2023 Sergio Ciscar Brown Jacket


digitizing for embroidery dijo...

National Geographic Magazine has indeed seen changes over the years, and some argue that it has lost a certain quality that defined it for decades. While it's essential to embrace evolution and adaptation, we can't help but feel a touch of nostalgia for the magazine's more profound emphasis on in-depth storytelling and breathtaking photography. Still, in an ever-changing media landscape, we hope that National Geographic will continue to find ways to balance tradition with innovation to captivate and educate future generations.