jueves, 21 de diciembre de 2017

Contar historias para las pantallas móviles

Está tomado de la página del Nieman Lab a la que remite la de Mario García como una predicción para 2018.

Storytelling finally adapts to mobile 

The year about to end has only been a springboard to what is to come in the area of what I refer to as linear visual storytelling. In this type of storytelling, the narrative and the visuals flow in a linear way from top to bottom, exactly the way we communicate when we text or use WhatsApp on our phones.
Mario García
I recently titled one of my presentations “2017: the year storytelling (finally) adapted to the platform.” Indeed, this past year has been one in which many major newspapers took giant steps forward to advance storytelling specifically written and designed to be consumed on mobile platforms.

However, the year about to end has only been a springboard to what is to come in the area of what I refer to as linear visual storytelling. In this type of storytelling, the narrative and the visuals flow in a linear way from top to bottom, exactly the way we communicate when we text or use WhatsApp on our phones. I show you here an image from my presentation depicting the way we do narratives in our daily lives:
But a majority of newsrooms continue to prepare stories in the traditional manner of headline, summary, and text, the way information is presented on the printed page, with any visual assets displayed separately, often as photo galleries, isolated from the flow of the text.

That is simply not how we read on our mobile devices.

So I predict that we will see a stronger movement to favor customizing stories, especially those that are rich in visual assets (photos, videos, infographics) to be presented in a linear way, then adapted for other platforms. Warning: What works for mobile storytelling is not necessarily right for print, for example. Videos will play a vital role as visual assets in linear storytelling, with a reminder to editors and designers that videos on mobile should be short and informative.
Digital transformation will continue to be a major theme in 2018, an advancement for some, a beginning for others. Smaller regional newspapers globally will aim for some type of strategy leading to digital transformation. It’s begun to happen, although not expediently enough.
This will bring about greater need for training, especially in the area of storytelling for mobile. Newsrooms need to become classrooms where training is constant, and laboratories where experimentation is part of a strategy. 
We will also see greater experimentation with advertising that is suitable for mobile platforms. Publishers are aware that Google and Facebook are projected to account for about 61 percent combined of the U.S. digital ad market. The audience is there, too. The way we present news and advertising on those platforms must be customized as well.
For 2018, I see major progress in how we tell stories on that preferred platform which is our phones. Because the traffic is going to be there, so will be opportunities to monetize with creative advertising that includes sponsored content. 
Finally, let’s remember that in the digital world, experimentation never stops, new product creation is always welcome, and the interest of our readers in news has never been greater. This is a good formula on which to base our plans for 2018.

Y esta es la traducción robada a Gustavo Flores (muchas gracias):

NARRAR HISTORIAS FINALMENTE SE ADAPTA AL MÓVIL

Por Mario García

El año que está a punto de finalizar sólo ha sido un trampolín para lo que vendrá en el área de lo que yo llamo “narración visual lineal”. En este tipo de narración, la narrativa y lo visual fluyen de forma lineal de arriba a abajo, exactamente como nos comunicamos cuando escribimos o utilizamos WhatsApp en nuestros teléfonos.

Recientemente titulé una de mis presentaciones "2017: el año de la narración (finalmente) adaptada a la plataforma". De hecho, este último año ha sido uno en el que muchos periódicos importantes han dado pasos gigantescos para avanzar en la narración de historias específicamente escritas y diseñadas para ser consumidas en plataformas móviles.

Sin embargo, el año que está a punto de finalizar sólo ha sido un trampolín para lo que vendrá en el área de lo que yo denomino narración visual lineal. En este tipo de narración, la narrativa y los visuales fluyen de forma lineal de arriba a abajo, exactamente como nos comunicamos cuando escribimos o utilizamos WhatsApp en nuestros teléfonos. Les muestro aquí una imagen de mi presentación que describe la forma en que hacemos narrativas en nuestra vida cotidiana:

Sin embargo, la mayoría de las salas de redacción continúan preparando historias de la manera tradicional de titulares, resúmenes y textos, la forma en que la información se presenta en la página impresa, con cualquier recurso visual que se muestre por separado, a menudo como galerías de fotos, aisladas del flujo del texto.

Simplemente no es así como leemos en nuestros dispositivos móviles.

Así que predigo que veremos un movimiento más fuerte para favorecer la personalización de las historias, especialmente aquellas que son ricas en recursos visuales (fotos, videos, infografías) para ser presentadas de manera lineal, y luego adaptadas para otras plataformas. Advertencia: Lo que funciona para la narración móvil no es necesariamente correcto para la impresión, por ejemplo. Los videos desempeñarán un papel vital como activos visuales en la narración lineal de historias, con un recordatorio a los editores y diseñadores de que los vídeos en el móvil deben ser breves e informativos.

La transformación digital seguirá siendo un tema importante en 2018, un avance para algunos, un comienzo para otros. Los periódicos regionales de menor tamaño en todo el mundo aspirarán a algún tipo de estrategia que conduzca a la transformación digital. Ha empezado a suceder, aunque no lo suficiente.

Esto acarreará una mayor necesidad de formación, especialmente en el ámbito de la narración de historias para móviles. Las salas de redacción necesitan convertirse en aulas donde la formación es constante, y laboratorios donde la experimentación forma parte de una estrategia.

También veremos una mayor experimentación con la publicidad adecuada para las plataformas móviles. Los editores son conscientes de que Google y Facebook se proyectan para representar cerca del 61 por ciento del mercado estadounidense de publicidad digital. El público también está allí. La forma en que presentamos noticias y publicidad en esas plataformas también debe ser personalizada. Para 2018, veo un gran progreso en la forma en que contamos historias en esa plataforma preferida que son nuestros teléfonos. Debido a que el tráfico va a estar allí, también habrá oportunidades para monetizar con publicidad creativa que incluya contenido patrocinado.

Por último, recordemos que en el mundo digital, la experimentación nunca se detiene, la creación de nuevos productos es siempre bienvenida, y el interés de nuestros lectores por las noticias nunca ha sido tan grande. Esta es una buena fórmula en la que basar nuestros planes para 2018.
Publicar un comentario