martes, 27 de junio de 2017

El desplazamiento del eje comercial


Lea esta columna de Arcadi Espada en El Mundo de hoy. Los periodistas de diarios siempre hemos dedicado la mayor parte de nuestro esfuerzo a los títulos y sobre todo a los de la portada. Sabemos hace muchos años que la inmensa mayoría de los lectores solo ve fotos y lee títulos y que los que llegan al final de la nota son unos próceres que merecen monumentos en nuestras plazas. Pero como dice Espada, los títulos ahora no se cobran, son gratis, no porque cambió la ética de la profesión sino porque cambió el eje del negocio comercial del periodismo. Va el final:
Los periodistas deben asumir que la noticia y, más dolorosamente aún, la noticia exclusiva puede seguir siendo eje moral de la comunidad de lectores, pero ya no es el eje comercial. El eje comercial se ha desplazado, probablemente, del qué al cómo. Todos los elementos no automáticamente replicables del periódico, éticos pero también estéticos, es decir, lo que en términos generales puede llamarse la experiencia de lectura de un periódico, son los que van a caracterizar los únicos proyectos periodísticamente viables.
Publicar un comentario