domingo, 21 de mayo de 2017

Gracias Rafael Correa (y adiós)


No toca seguido eso de publicar en portada la foto del presidente rompiendo tu propio diario. Pasó hoy en La Hora de Quito. El presidente Correa rompió un ejemplar del periódico y también persigue a Luis Eduardo Vivanco, su propietario y editor general, por publicar este tuit (aquí la historia):


No es la primera vez que Rafael Correa rompe diarios y el diario de Vivanco no es el único que publicó la foto:


El Universo también fue víctima de los berrinches fetichistas de Correa en sus sabatinas; el programa de todos los sábado a la mañana, de unas cuatro horas, en los que Correa daba su versión de la semana ante un público aplaudidor. El de ayer su el último porque Correa deja el poder este miércoles. 

Lo que asombra es la reacción adolescente de Rafael Correa (y no solo de Correa), que hace buena publicidad al diario que desprecia con esta especie de product placement. Tampoco parecen saber que cuando rompen un ejemplar no rompen la edición, que sigue en la calle reclamando a sus lectores más que nunca. Si quisiéramos hacer una campaña publicitaria con este impacto nos costaría carísima. 

Quizá Correa sabe muy bien que los diarios son un símbolo y una franquicia de su credibilidad. Y si no lo sabe lo está diciendo con sus gestos. Además por cada ejemplar impreso, cabeceras como La Hora multiplican por 10, por 20 o por 30 las visitas en sus sitios de internet; mucho más después de estos berrinches.

Gracias Rafael por leer los diarios y por darle la importancia que merecen.

Fetichismo puro, en Paper Papers, 2/2/2015
Los mejores lectores de diarios del mundo, en Paper Papers, 26/2/2013
Publicar un comentario