viernes, 4 de marzo de 2016

Queridos compañeros


Los dejo con la Carta abierta del director de El País a la Redacción del periódico. Está plagada de obviedades de lanzamiento, de lugares comunes, de algunas contradicciones y también de la típica apuesta por un futuro digital y global en un diario que todavía no cumple los 40 años. Es curioso que se llame El País un medio que ahora apuesta por un continente, pero así es la historia de todas las cabeceras: nacen como una declaración de principios y con los años se convierten en nombre de fantasía. La novedad es que esta vez el director no escribe a los lectores sino a los periodistas, pero para que la lean los lectores.

Fuera de sarcasmos, vale la pena leerla. La perla es:
Gracias a vuestro sacrificio y colaboración nos encontramos en una posición competitiva y en condiciones de prolongar el liderazgo de EL PAÍS. Pero eso no significa que la batalla esté ganada ni que nuestra supervivencia esté garantizada. La revolución que afecta a los medios no ha concluido aún, el panorama es todavía muy confuso. La crisis, probablemente, no ha tocado fondo todavía. El trasvase de lectores del papel al digital es constante. Se puede dar ya por hecho que el hábito de la compra del periódico en el quiosco ha quedado reducido a una minoría. La mayoría de las personas, fundamentalmente los más jóvenes, buscan la información en otros soportes y la consumen de forma diferente.

También en el ámbito digital la situación sigue siendo aún incierta. La masiva transferencia de lectores de la web a los teléfonos móviles, así como la aparición de nuevos dispositivos portátiles y de amenazas recientes como los bloqueadores de publicidad, junto a otras más conocidas como la instalación de la cultura de la gratuidad, hacen muy complejo también el horizonte en el terreno de los nuevos medios. Empiezo a tener la impresión de que el paso del papel a lo digital es solo uno y no el más grande de los muchos pasos que los periódicos tendremos que dar hasta alcanzar nuestro verdadero espacio futuro.
Debería leer esta erreada.
Publicar un comentario en la entrada