jueves, 4 de febrero de 2016

Un vaso es un vaso


El periodismo argentino no fue ajeno a la grieta que se formó en los últimos doce años de democracia antidemocrática. El poder político desmentía informaciones con opiniones y también lo hicieron muchos periodistas que se pasaron al lado oscuro. Lo explica Jorge Lanata en esta columna publicada ayer en el diario Clarín.

La verdad no es el promedio de dos versiones, tampoco el de dos opiniones y mucho menos el resultado de una opinión contra una información. La verdad es la adecuación del relato a los hechos. La historia no se puede cambiar, en cambio los relatos de la historia son casi infinitos; algunos son verdad, otros no. Por eso la credibilidad es el único capital de un periodista o de un medio.
Publicar un comentario en la entrada