viernes, 12 de septiembre de 2014

Las fotos no se publican para justificar un gasto

Ayer se celebró la Diada en Cataluña. Como me puedo equivocar dejo a TP los detalles del acto si es que hay algo que corregir o agregar. Los organizadores habían previsto formar una gran V (la de la victoria, pero sobre todo la de votar) con la bandera catalana dibujada por la multitud entre la Gran Vía y la Diagonal, algo casi imposible de ver por los ojos humanos, pero quizá eso no importaba tanto porque el mensaje era de los catalanes a España. Había que hacer una foto y para eso había que contratar un drone y El Periódico lo hizo, pero mire lo que salió...


¡la plaza de toros!, edificios que forman un no y la V que casi no se ve. Toda una lección que podría enunciarse así: por más dinero que hayamos gastado, si la idea no resulta, hay de dejarla caer. O también: aunque la idea sea buena, si no resulta, no sirve. O si quieren: las fotos no se eligen para justificar un gasto.

En La Vanguardia tendrían también fotos de helicóptero, pero aprendieron la lección, así que... hicieron esta chapuza:


Un pobre título, redundante, para una gran jornada. Y el fraude del reflejo, completamente innecesario, pero sobre todo confuso y engañador. Se ve (sigo suponiendo) que necesitaron una foto más cuadrada y ganó el diseño sobre la información. No se animaron a cambiar de lugar la cabecera del diario o editar la portada horizontal.

En Ara no dieron vueltas y publicaron una tapa de diario, como tiene que ser. No se ve donde empieza ni donde termina la manifestación ni la famosa V. ¿Hacían falta?

Publicar un comentario en la entrada