domingo, 31 de julio de 2011

The Independent, sin aditivos ni colorantes



Via SN*. Este tipo de iniciativas sigue una vieja tradición del diario, como esta valla callejera de 1986:

sábado, 30 de julio de 2011

La extraña unanimidad


La Gaceta, infantil. Público hace un pun en el peor estilo tabloide inglés [el 20 de Noviembre de 1975 es el día en que murió el dictador Franco]. ABC y La Razón intensifican descaradamente su campaña por el PP –la fotografía de La Razón es el primer cartel electoral del presidente de la partido de la oposición. El Correo da un paso más, como corresponde a una noticia que ya todos sabían. El resto de las portadas/tapas de hoy registran esa extraña unanimidad. Y en todos, la interpretación y no los hechos son la noticia.

viernes, 29 de julio de 2011

¿Qué pasó en el Perú?



¿Hay que leer todos los diarios del Perú o se puede leer uno solo? Quizá nuestros amigos peruanos nos puedan explicar... (gracias El Richi por Correo de Lima)

Para aportar a la confusión agrego la edición de Correo de Cusco:

jueves, 28 de julio de 2011

Mensaje para Rafael Correa


Es la portada del diario Correo de Lima de hoy. El repudio no es para Ollanta Humala, que asume como presidente del Perú con todos los augurios del caso. Es un mensaje a Rafael Correa que llega a esa ceremonia. Por si no le queda claro, lea este editorial su director, Aldo Mariátegui. Bueno, es un decir...

¿Qué pasa en la Argentina?

Es uno de los países del mundo donde es posible comprarse la realidad que cada uno quiere o le gusta más. Vea:

miércoles, 27 de julio de 2011

Cómo escribir excelentes titulares de portada



Vincent Musetto se ha jubilado. Era redactor jefe del New York Post cuando escribió el titular de portada/tapa más famoso del diario. También ejercía de crítico de cine. Explica:
I wrote HEADLESS BODY IN TOPLESS BAR, the most infamous headline in journalism. They have T-shirts with it on, and buttons. It's all right. It's not one of my favorite headlines. Nobody expected it to become a classic, the Night of the Living Dead of headlines. One afternoon I got a report that there had been a murder in a bar, and that one of the victims had had his or her head cut off. Someone said it might be a topless bar, but we weren't sure, and then the idea of the headline came around, so we were really questioning to make sure it was a topless bar. We sent the reporter, this girl, and she so determined that it was a topless bar. I just wrote it, and everyone said "ha ha," but I didn't think it would live in infamy.
Y dice de Murdoch, propietario del Post: "convirtió los titulares en arte pop o así".

Musetto [<] es autor de otros titulares no menos inoxidables como KHADAFY GOES DAFFY o GRANNY EXECUTED IN HER PINK PAJAMAS, que es su favorito. De hecho, cuando The New York Times lo reprodujo cambiando "executed" por "slain" consiguió que publicaran una corrección.

Steve Dunleavy, columnista del Post, racionaliza el arte de escribir titulares en un libro dedicado a las portadas de ese diario:
How do you tell a sensational story other than sensationally? What should it say: 'Decapitated cerebellum in licensed premises, wherein ladies baring mammaries have been seen, to wit, performing acts counter to social mores?' I don't think so.
Musetto ofrece una lección de historia y de edición de titulares en este reportaje de People.

Hoy las cosas no son tan sencillas. Miren esta columna de la portada de ayer de The Independent:

La pista para este post viene de Kalasniblog, sensacional. Visítelo ahora mismo.

martes, 26 de julio de 2011

Profeta de internet

Marshall McLuhan y Woody Allen en Annie Hall

Instead of being viewed as an academic fraud, McLuhan is now widely celebrated as the man who prophesied both the Internet and its impact on society.
Reconoce Ian Austen en The New York Times de ayer. Y lo reconocemos todos, a pesar de las críticas de Umberto Eco, que solo concibe a McLuhan como lingüista y para criticar la semántica -no la pragmática- de sus Mcluhanisms. Recomiendo todo el artículo, que es, sobre todo, una excelente recopilación de enlaces sobre Marshall McLuhan.

No es la primera vez que lo digo: ahorraríamos plata si leemos más a McLuhan y contratamos menos consultores.

NOTA: Atención a la palabra charlatan, así sin tilde (perdón Fundéu) porque está en inglés.

Titular por lo que pasa o por lo que algunos dicen que pasa


lunes, 25 de julio de 2011

The Economist se 'copia' a sí mismo


A la izquierda, portada del 14 de julio de 2011. A la derecha, del 4 de octubre de 2008. [Clic>Amplía]

Le resulta difícil a un pensar que The Economist no ha pensado esta portada/tapa o que les han colado la misma, así que tiende a creer que se ha repetido el concepto por un buen motivo. ¿Cuál será ese motivo? No me suena que lo hayan hecho antes. ¿Ideas?

sábado, 23 de julio de 2011

Era un país libre...

Textual de Rafael Correa, tomado del sitio del gobierno ecuatoriano que lo transcribe como si fuera una cita del Mariscal Sucre:
La próxima vez que un extranjero de la SIP diga que en este país se vive en dictadura, será expulsado...
¿Quiere más pruebas de la tiranía? Sobre autoritarismo, xenofobia.

Malos son los que dicen la verdad

Les paso la cadena nacional del gobierno del Ecuador en la que explica su concepto de Libertad de Expresión. También el desacato: un delito que ya no es delito en ninguna democracia del mundo. Se puede decir todo con libertad, pero guay de que digas lo que no quiero que digas...

viernes, 22 de julio de 2011

Murdoch provoca el mayor titular de la historia de The Times

Este titular a 164 puntos en la portada del pasado día 18 es el mayor jamás publicado por el Thunderer en su historia, según explica John Hill, Design Editor del diario. También es la primera vez que emplean el peso Extra Bold de la Times Modern en el título principal.


El anterior récord eran los 160 puntos del titular "Yes, we can", con la victoria de Barack Obama.

El causante es, indirectamente, el propio dueño del diario.

Via Fleet Street Blues.

jueves, 21 de julio de 2011

McLuhanisms


Para los que les gusta repetir frases de McLuhan les paso estas, tomadas del sitio oficial de San Marshall:
The story of modern America begins With the discovery of the white man by The Indians. 
Only puny secrets need protection. Big discoveries are protected by public incredulity. 
Whereas convictions depend on speed-ups, justice requires delay. 
The nature of people demands that most of them be engaged in the most frivolous possible activities—like making money. 
With telephone and TV it is not so much the message as the sender that is “sent.” 
Money is the poor man’s credit card. 
We look at the present through a rear-view mirror. We march backwards into the future. 
Spaceship earth is still operated by railway conductors, just as NASA is managed by men with Newtonian goals. 
Invention is the mother of necessities. 
You mean my whole fallacy’s wrong? 
Mud sometimes gives the illusion of depth. 
The car has become the carapace, the protective and aggressive shell, of urban and suburban man. 
Why is it so easy to acquire the solutions of past problems and so difficult to solve current ones? 
The trouble with a cheap, specialized education is that you never stop paying for it. 
People don’t actually read newspapers. They step into them every morning like a hot bath. 
The road is our major architectural form. 
Today each of us lives several hundred years in a decade. 
Today the business of business is becoming the constant invention of new business. 
The price of eternal vigilance is indifference. 
News, far more than art, is artifact. 
When you are on the phone or on the air, you have no body. 
Tomorrow is our permanent address. 
All advertising advertises advertising. 
The answers are always inside the problem, not outside. 
“Camp” is popular because it gives people a sense of reality to see a replay of their lives. 
This information is top security. When you have read it, destroy yourself. 
The specialist is one who never makes small mistakes while moving toward the grand fallacy. 
One of the nicest things about being big is the luxury of thinking little. 
Politics offers yesterday’s answers to today’s questions. 
The missing link created far more interest than all the chains and explanations of being. 
In big industry new ideas are invited to rear their heads so they can be clobbered at once. 
The idea department of a big firm is a sort of lab for isolating dangerous viruses. 
When a thing is current, it creates currency. 
Food for the mind is like food for the body: the inputs are never the same as the outputs. 
Men on frontiers, whether of time or space, abandon their previous identities. 
Neighborhood gives identity. Frontiers snatch it away. 
The future of the book is the blurb. 
The ignorance of how to use new knowledge stockpiles exponentially. 
A road is a flattened-out wheel, rolled up in the belly of an airplane. 
At the speed of light, policies and political parties yield place to charismatic images. 
I may be wrong, but I’m never in doubt.

Siglo XVIII

[ clic > amplía ]

Rafael Correa no es un dictador, es un déspota del siglo XVIII.

Aquí la noticia en El Universo. Aquí en El Comercio de Quito. El Telégrafo, del gobierno, no está visible en internet todavía (deben tener vergüenza). Por fin llegó.

Centenario de Marshall McLuhan


Herbert Marshall McLuhan nació en Edmonton, Alberta, el 21 de julio de 1911 y murió en Toronto, Ontario, el 31 de diciembre de 1980. San Marshall, como le decían en la época de oro de la revista Wired, es como Carlos Gardel: cada día canta mejor. Sus ideas están más actuales que nunca y sus pronósticos se cumplen todos. Lo malo es que pocos lo leen: la mayoría conoce apenas los títulos de sus libros y los repite como grandes principios. Es una lástima, porque si hubieran leído más a McLuhan, otro gallo les cantaría.

Veamos:

1. Los nuevos medios revolucionan a los viejos, no los matan, dice McLuhan cuando establece las leyes de los medios. Y yo agrego que lo que los mata es la ineptitud de sus propietarios y de sus gerentes para adaptarse al cambio. Internet está cambiando los periódicos... y el cine y la televisión y la radio y la publicidad y las guerras y la diplomacia... ¿y qué? En el futuro habrá menos diarios, pero mejores. Y serán de otros dueños, que no de los de ahora. Eso ya lo demostró la historia reciente: ni Google, ni Facebook, ni Twitter son de los antiguos diarios. The New York Times se salvará (es un decir) pero cuando se salve ya no será de los Sulzberger. De los medios de Murdoch lo que no sé es si se van a salvar...

2. Los improvisados tienen más posibilidades de innovar porque los especialistas están generalmente encasillados por las ciencias o las artes que practican. Es la ley de Michael Faraday, que para McLuhan es el paradigma del amateur: el que encara la realidad con otra visión y descubre lo que nunca podría descubrir el profesional. Por eso es muy difícil que innove el bisnieto del fundador de un diario: lo que intentará siempre es repetir la fórmula familiar, la que dio resultado durante 140 años. Eso hicieron los criadores de caballos y los fabricantes de velas cuando aparecieron los motores a vapor o a explosión: intentaron competir con los nuevos medios, aumentaron la cantidad de velas en sus barcos y la de caballos a sus tiros. Hoy los caballos y las velas sirven para otras cosas, solo que quienes los crían o fabrican no son los mismos. La fotografía no terminó con la pintura: solo cambió el modo de pintar.


3. Los periódicos son esencialmente de la era mecánica, gobernados por la imprenta y el transporte. La era electrónica cambió este concepto y, al volverse digital, la información terminó de separarse del transporte. Pero todavía estamos como en la época en que los autos se parecían a los carros, ya que nadie concebía otro modo de movilizarse sobre cuatro ruedas que no fuera con pescante y cochero; todavía en todos los idiomas usamos términos de coches de caballos para referirnos a los automóviles... Hoy la información es digital y la belleza de papel (Julius Wiedemann) y más que nunca el medio es el masaje. Cuando compramos un periódico o una revista lo hacemos con la misma intención con la que hace 50 años comprábamos un libro: para complacernos, como quien elige un plato que le gusta en un restaurante o se compra una camisa en su tienda preferida. El plato y la ropa son necesarios; la tienda y el restaurante, en cambio, se eligen.

4. Con los medios han cambiado los mensajes de opinión pública. El periodismo ha cambiado hacia el nuevo paradigma al integrar las audiencias a la confección del mensaje. Pero lo que pasó no es una novedad en el mundo. Es la aplicación al mundo actual de las leyes de la comunicación de la aldea. Es la plaza del mercado, pero global, la aldea global. En la actualidad el periodismo es mediador y facilitador, organiza la conversación y sirve a la verdad: certifica la relación del relato con la realidad y pelea por los derechos de sus audiencias contra los que desde el poder, en su sentido más amplio, lucran con la mentira.

La página oficial del centenario.

miércoles, 20 de julio de 2011

La Juventud titula sobre el partido Uruguay-Perú

Cameron por todos lados

The Times hace 'El Discurso del Rey' en papel para Murdoch


La mejor portada/tapa del día, con mucha diferencia. Lo tiene todo. La fotografía con la mirada desafiante de la mujer aguerrida (y guapa) que defendió a su marido acorralado; imagen paparazzesca por excelencia –pareja dentro del automóvil, reflejos del cristal, velocidad…–; una imagen que no vimos en la televisión; un titular de doble sentido que no es un pun estúpido ni insultante…

En fin, que presenta lo ocurrido ayer bajo una luz más suave para la integridad y reputación de su dueño sin necesidad de triturar ni moldear los hechos. Le basta con inducir al lector a verlo con el framing alternativo de un relato heroico. Un gran trabajo de despiste, bien aliñado: en la columna de la derecha peinan la pelota hacia Cameron; no menciona a James Murdoch (el heredero) y le pega un viaje a la BBC en un sumario ("The big player isn't Murdoch, it's the BBC"). No me gusta pero hay que ser muy muy listo para fabricar esta portada. Compárela con la grosería física del Daily Star y la intelectual del Daily Mail, al fondo del post.

Ay, Times. Como Bertrand du Guesclin: Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor. [Clic > Amplía mucho y bien].

Esta portada es para Murdoch el equivalente en papel de lo que son para la monarquía británica La Reina y El Discurso del Rey en celuloide (déjeme que le sitúe: uno cree que ambas películas han sido financiadas por los Windsor para sostener su empresa familiar y hacerle ver a Carlos que debe abdicar en Harry (y Kate) Es la única manía conspiratoria que tengo, en serio).

Casi todos los demás diarios se dedicaron ayer a ese manierismo británico que es el pun, un juego de palabras pretendidamente cómico cuyo resultado, en general, suele ser pobre u ofensivo para una inteligencia media. "Humble pie" puede traducirse por "torta del pobre", una especie de empanada hecha con vísceras de animales que no se comerían si no vinieran disfrazadas así. "Comer torta del pobre" es una frase popular que significa humillarse o ser humillado. Lo ve ¿no? El propio Murdoch y el nota de la camisa de cuadros les hicieron el titular. The Guardian se habrá sentido eating humble pie viendo como coincide con el Telegraph y con el… Express. También con todos los escoceses. Lamentable.


Es lo de siempre: se olvidaron de descartar la primera idea y pensar diez minutos más. Eso hicieron The Times, The Independent y… el Daily Star, cada cual a su nivel –no vaya a creer que cuando los del Star piensan diez minutos más son los reyes del mambo: en realidad, en ese diario parece que piensan diez minutos menos).

The Independent juega la carta política –es la línea que siguen para distinguirse del resto:


El Star, como siempre, trata de reducirlo todo a culos y tetas, que es de lo que sabe su dueño, pero copia un titular famoso de The Sun. Reconózcalo conmigo por una vez en la vida: ese guiño tiene gracia, jejé-jujú:


El Daily Mail, sin embargo, le ha visto las orejas al asunto, al que temen más que a un mono con unas tijeras. Saben muy bien que si todo va como debe serán ellos –con su director Paul Dacre al frente– los que se sentarán ante ese comité después de los Murdoch. Así que han decidido que hoy era un día para practicar sus deportes favoritos: intimidar a los parlamentarios, desfigurar la realidad y decir a sus lectores qué deben pensar, cuándo y cómo. Todo en dos frases, veinte palabras. Es conmovedora su preocupación por el euro. Son el diario más eurofóbico del Reino Unido. En estos días vale todo. Vea:

martes, 19 de julio de 2011

Siete anotaciones sobre el caso Murdoch


Portadas/tapas via Malas Palabras.

I. Periodistas y periodistas.
Brian Cathcart explica que la confusión en el debate sobre la prensa en el Reino Unido se debe a que se usa "periodista" para designar a dos tipos de profesionales: a los que lo son de veras y a esos personajes cuya principal actividad profesional es invadir la privacidad de la gente para publicarla.

Uno de los orígenes de la confusión es el temor a que el Parlamento británico, para defender a los ciudadanos de los abusos de la prensa amarilla, aprobara una legislación restrictiva que afectara también a la prensa periodística. Pensaron que todos juntos –cabras y cabrones– se defenderían mejor.

Error. La diferencia entre ambos es profunda. "El periodismo –sigue Cathcart– tiene un valor demostrable para la sociedad. Nos dice lo que es nuevo, importante e interesante en la vida pública; pide cuentas a las autoridades; promueve un debate informado; entretiene; ilumina. Por supuesto, esto no se hace sin complicaciones. A veces se precipita y es imperfecto. De vez en cuando incluso hace cosas desagradables y hasta ilegales para conseguir sus objetivos. Pero, por lo general, perdonamos ese lado oscuro como parte de la cosa, aunque esté mal, porque el periodismo en su conjunto trabaja por el interés público. El periodismo está bien o, dicho de otro modo, sin él seríamos mucho más pobres.

"En cambio, invadir la vida privada de las personas con intención de publicarla no es bueno, aunque pueda ser un buen negocio. En ese ejercicio, el engaño y la información pagada son rutina, no excepción. Los asuntos de que se habla casi nunca son relevantes –salvo para las víctimas, cuyas vidas suelen verse arruinadas para siempre. Esa actividad se ejerce en la frontera de la legalidad, saltando de un lado a otro de la línea a conveniencia y sin tener en cuenta el interés público para nada. "Es divertido", alegará alguno. Sí. Tanto como las ejecuciones en público", remacha Cathcart.

II. Los 'robustos tabloides' de antaño.
¿Qué debemos pensar del hecho de que, en Gran Bretaña, los medios que practican la intrusión en la vida privada sean los más vendidos –en proporción de cinco a uno– respecto a los medios que procuran practicar el periodismo? Y la situación no es mejor en tantos países donde la mayor difusión corresponde a la prensa que mejor cultiva las vísceras. ¿Es que estamos enfermos?

Más bien nos han enfermado. Los causantes de la plaga son los propietarios, directivos y periodistas que en los 70 y 80 transformaron el vibrante periodismo popular británico en la maloliente covachuela de hoy. Cómo era esa prensa popular lo dejó explicado Hugh Cudlipp, el director del mejor Daily Mirror (1952-1973):
"The robust tabloids [that] flashed the Green Light, were promptly denounced by other newspapers for their gaucherie or vulgarity or lèse majesté, and then were echoed by the very newspapers who had so severely upbraided them for their frankness."
Y también el director del intelectualísimo New Statesman, Kingsley Martin:
"The [Daily] Mirror says openly only what the readers of The News Chronicle and The Guardian say behind their hands."
Los Murdoch y los Maxwell y los Desmond de este mundo se aprovecharon del prestigio de unas cabeceras legendarias y de la buena fe de un público confiado e indefenso para corromper su ciudadanía. Con el aplauso general: ganaban dinero, tenían influencia, eran poderosos. Ellos dicen ¿qué hay de malo en dar a la gente lo que quiere? No hay argumento más podrido. Lo razonó Henry Ford, que no era un intelectual: si hubiera preguntado a sus vecinos que le pintaran el vehículo de sus sueños le habrían descrito una buena diligencia con magníficos caballos… y el automóvil no se habría inventado. Pues eso.

[Si quieren un ejemplo de prensa que  evoluciona en sentido contrario vean los nuevos diarios populares brasileños, que procuran acompañar a sus lectores mientras crecen como ciudadanos en lugar de abusar de ellos, de su poca o mala formación o de sus peores instintos y debilidades para robarles la cartera y corromperles.]

III. I'm shocked, shocked!
Si el negocio de publicar la podredumbre de otros tiene una justificación igualmente podrida, es lógico que quienes lo practican acaben podridos y que pudran todo a su alrededor. La peste sale incluso de templos como The Wall Street JournalThe Sunday Times (¡The Wall Street Journal! ¡The Sunday Times! …pobre Harry, pobre Barney)

No era un arcano que los medios de News International –y otros– practican esas actividades nauseabundas. Y durante años silbaron y miraron al techo buena parte de los medios de la competencia y sus periodistas –quizá porque muchos se dedican a la misma basura– y también un montón de anunciantes, tan ofendidos ellos al descubrir (¿ahora, de repente?) que sus productos se pregonan al lado de una cloaca. Y los políticos, claro, que estimaban necesaria la artillería mediática de News International para establecerse o preferían no molestar: su miedo o su desvergüenza eran mayores que su honestidad.

Todos esos se rasgan ahora las vestiduras. Parecen el capitán Renault de Casablanca, sorprendido de que se juegue en el bar de Rick (I'm shocked, shocked!) mientras él es uno de los principales beneficiarios de las apuestas.

IV. La cultura de la codicia, la mentira y la omertà.
Lo peor es que ese estado de cosas se considera normal en el mercado o en la industria, como queda bien reflejado en dos eventos recientes. En agosto de 2009, James Murdoch, el hijo de, pronunció el discurso central del festival internacional de TV de Edimburgo. Se trataba de una feroz crítica a la BBC cuyas líneas finales son estas:
There is an inescapable conclusion that we must reach if we are to have a better society.

The only reliable, durable, and perpetual guarantor of independence is profit.
Fíjese en "inescapable" y "only". No hay más preguntas, su señoría.

Otro es este texto de Paul Dacre, director del Daily Mail, otro tabloide, para la Society of Editors en 2008. Dice: si no publicamos escándalos de celebridades no generaremos ingresos que nos permitan publicar también las informaciones relevantes. Excusas no pedidas. Crudo cinismo.

Y aún no sabe lo mejor: este Dacre ha sido miembro notable de la Press Complaints Commission entre 1999 y 2008 y desde ese año es el presidente del Comité del Código de Prácticas de los Editores, posición desde la cual firmó el informe de 2009 sobre las escuchas telefónicas que exoneraba a News International y cargaba contra The Guardian. La zorra en el gallinero. Maravilloso. Con razón Kelvin McKenzie, el director que convirtió a The Sun en lo que es hoy, lo consideraba "claramente, el mejor director de Gran Bretaña"… nada menos que en la British Journalism Review.

Ya ve. Paul Dacre no es Hugh Cuddlip. James Murdoch no es Lord Beaverbrook.

Es decir, que no se trata del ocasional comportamiento doloso o negligente de algunos directivos en algunos medios de vez en cuando. David Carr y Jay Rosen se quedan cortos cuando dicen que se ha puesto al descubierto la cultura mentirosa de una corporación. No. Esa cultura, por acción u omisión, es la de buena parte del sector y de su establishment. Consiste en esquivar y/o defraudar las normas que regulan la industria; maltratar, chantajear o ningunear a quienes no se doblan (sean periodistas, políticos, celebridades… cualquiera); pagar, acosar y sobornar para obtener "historias"; aliarse con regímenes represivos, como China, o con negocios sospechosos, como News America; colocar a sus testaferros en lugares clave del gobierno y de la administración pública.

En este entorno, ¿qué tiene de raro que ejecutivos y periodistas de News International se sumaran a la fiesta? Se sentían tan seguros en su burbuja de impunidad que no sólo se olvidaron de la decencia sino de que existe el código penal.

Así, esa codicia del beneficio a costa de las peores fragilidades humanas, esa obsesión salvaje y sin escrúpulos metabolizada en el uso y abuso de cualquier medio para torcer la ley en su favor o ganar un titular de portada ha contaminado al periodismo justo en el momento de su mayor debilidad empresarial y económica –o quizás por eso. Han servido para deteriorar a los "robust tabloids", al periodismo… y a la gente. También fuera de Gran Bretaña.

Sobre la omertà, un botón de muestra: el titular de esta opinión publicada en el… Daily Mail: "Si Ed Miliband es tan héroe ¿por qué no frena la verdadera amenaza para nuestra sociedad: la BBC?"

Juntáronse el codicioso y el tramposo. Esto es lo que hay.

V. Yo no quiero ser como tú.
Ahora se viene en Gran Bretaña una investigación sobre las prácticas de la "prensa" de la que se seguirá nueva legislación. De nuevo se confunden cabras y cabrones bajo el mismo nombre y se considera "periodismo" todo lo que se imprime a diario. Como en el arranque de Silverado (cito de memoria):
—Empezamos mal, Latimer. Llega usted tarde.
—Empezamos mal, sí. Yo no me llamo Latimer.
De esta tenemos que aprender a llamar a las cosas por su nombre y a exigir a los políticos –que como clase tienen la cola de paja y son parte del problema– que no nos mezclen con los fulleros, tahúres y chantajistas que se hacen llamar periodistas para aprovecharse de la reputación –poca o mucha– de la profesión y vestir su mona de seda para enriquecerse a costa de la gente. Esos no son de los nuestros. En una de sus giras, Robe Iniesta, el cantante de Extremoduro, vestía una camiseta donde se leía: "Yo no quiero ser como tú". Eso.

VI. Legislen lo menos posible, please.
Una nota más, por si los señores comunes británicos tienen la tentación de aprovechar la futura regulación para arrearle una patada a los periodistas en el culo de los tabloides impostores:
Lawbreaking companies and marauding journalists are a fact of life: they should be punished. But […] the real abuse of power—and the real threat to democracy—comes when commercial interest becomes intertwined with the state. A noisy press, no matter how unpopular it seems at the moment, is the best protection against that.
¿No es este caso –pues es The Guardian, un diario, quien ha desencadenado esta catarsis– un ejemplo de lo que debería ser? Los periodistas británicos ya se han movilizado.

VII. Saldremos de ésta.
Siempre, siempre hay periodistas que deciden seguir siéndolo y cuyas virtudes profesionales –hay que tenerlas y bien puestas: el periodismo no es solo una técnica– vencen a su temor, a su cinismo o a su pereza. Vean acá cómo Alan Rusbridger, el director de The Guardian, explica a Howard Kurtz por qué y cómo decidieron seguir con el caso del espionaje telefónico contra todos y contra todo. Pueden leer aquí su propio recuento de cómo Nick Davies siguió el asunto hasta el final. Chapeau!

lunes, 18 de julio de 2011

El País parece latinoamericano

Mi amigo CR*, periodista genético y de diarios, cada vez que se refiere a El País de Madrid lo llama Su Majestad El País. No lo hace irónicamente: dice que es el rey de los diarios en castellano y tiene bastante razón. Todos miramos siempre lo que hace El País con reverencia y admiración. Bueno. Esto hizo hoy Su Majestad El País en portada.

clic > amplía

Quizá nos entiendan más ahora a los periódicos latinoamericanos cuando damos estos consejos al gobierno, pero sobre todo al pueblo de nuestros países, que todavía pelea por sus libertades.

Aquí el editorial completo en el que Su Majestad pide la dimisión inmediata de José Luis Rodríguez Zapatero con párrafos como este:
Si de verdad Rodríguez Zapatero quiere rendir un último servicio a su país, debe hacerlo abandonando el poder cuanto antes y reconociendo la urgencia de que nuestro Gobierno recupere la credibilidad perdida.
Hasta ahí las similitudes. La diferencia es que en gran parte de nuestra América todavía nos jugamos la libertad y el patrimonio por decir mucho menos en la prensa. La libertad es la misma; las consecuencias son distintas.

clic > amplía

El imperio Murdoch

Subo este gráfico de Reuters sobre el imperio de Rupert Murdoch. Es útil para estos días de turbulencias.
clic>amplía

Test de vanidad para periodistas

Puede averiguar sus resultados al final del post.

1) ¿Qué hace usted cuando aparece su firma en la portada del diario?
A) Muestra el periódico a la familia, a los amigos y a los hinchas de su equipo favorito.
B) Guarda el diario y va echándole el ojo a la portada a lo largo del día.
C) No se deja engañar: sabe que al día siguiente ese periódico servirá para envolver pescado.

2) Si alguien de otra profesión le dice que ser periodista es lo más, le replica que...
A) Está de acuerdo en que usted es un ser humano especial y le pregunta si no quiere un autógrafo.
B) Lo agradece con algo de rubor: "Bueno, no hay para tanto."
C) Responde: "Echa un vistazo a mi cuenta corrriente y luego hablamos."

3) ¿Cómo le gusta vestir en la sala de redacción?
A) Súper cool, a la última.
B) Sin exagerar, pero siempre con camisa oxford y chinos Avirex.
C) Zapatillas sucias, vaqueros rotos y camiseta del Che Guevara.

4) ¿Le gustaría ganar el premio Ortega y Gasset?
A) Por supuesto, vivo para eso.
B) Me alegraría.
C) A la mierda con el Ortega y Gasset. Prefiero ganar el bote acumulado de la Loto.

5) Si alguien le pregunta si fue difícil entrevistar a Al Pacino, usted...
A) Dice que fue coser y cantar porque, al fin y al cabo, "Al es un colega".
B) Dice que fue difícil, pero que por suerte tenía buena relación con el agente del actor.
C) Admite que esas declaraciones salen de una promo de quince minutos con otros siete periodistas.

6) Usted es un presentador de televisión. Si una noche nadie le reconoce en el restaurante ¿qué hace cuando llega a casa?
A) Se toma medio tubo de Prozac para no suicidarse.
B) Se dice que es normal porque llevaba puestas la gorra y las gafas de sol.
C) Advierte el lado bueno del anonimato: puede ir por ahí sin que nadie le toque las narices.

7) Al entrar en la zona VIP de una fiesta llena de famosos...
A) Saluda a Claudia Schiffer ("Clau") como si fuera su amante desde hace 20 años.
B) Saca fotos de la fiesta con su móvil para colgarlas en Facebook.
C) Le parece todo aburridísimo y echa de menos el bar de al lado de la redacción.

8) ¿Cómo reacciona usted ante una crítica negativa a su reportaje?
A) Se cabrea como un mona. ¿Cómo se puede hablar mal de un texto tan perfecto?
B) Finge que acepta las críticas sin reconocer que el texto es malo.
C) Acepta que el texto es una auténtica porquería.

9) Cuando el conferenciante elogia públicamente su pregunta en la rueda de prensa...
A) Dice que no ha oído el cumplido y pide que repita lo que ha dicho más alto.
B) Se imagina contándole el elogio al jefe.
C) Replica que le interesa más recibir una respuesta interesante.

10) Si le despiden porque hizo una cagada, le dice a sus amigos que...
A) Había pedido un año sabático para reciclarse y que tal vez viaje a Nueva York.
B) Es víctima de la salvaje reducción de costes en la redacción.
C) Explica que sí, que publicó que Elvis vive.


RESULTADOS

Si la mayoría de sus respuestas son A, su nivel de vanidad es comparable al de Mourinho. Usted se cree Gay Talese, Bob Woodward o Tom Wolfe. ¡Contrólese, amigo!

Si la mayoría de sus respuestas son B usted es vanidoso, pero en niveles tolerables en la profesión. Aún no debe acudir al psiquiatra.

Si la mayoría de sus respuestas son C, usted es un mirlo blanco, un periodista que no tiene vanidad. Es un tipo raro, más difícil de encontrar que un periodista que no se queja o uno que gana bien.


Adaptado de Desilusões Perdidas, el blog de DR*, via RN*

domingo, 17 de julio de 2011

Cromos cumple 95 años

El newsmagazine decano de América Latina es colombiano. Acaba de cumplir 95 años. ¡Enhorabuena! Acá va una colección de portadas/tapas valiosas, algunas de las cuales tienen poco que envidiar al Saturday Evening Post o a Paris-Match. Se incluyen las primeras con los rediseños de Mario García en 1996 (número 4090), Roger Black en 1998 (4201), Lucie Lacava en 2005 (4548) y dos del actual aspecto de la revista, cuyo director de Arte es DF*, un amigo de Esta Casa. Felicidades a Cromos y a por los siguientes 95.



Clic > Amplía. Para ver el número de la portada aquí mismo basta con pasar el ratón sobre la imagen.

sábado, 16 de julio de 2011

Sí. Pero que sea de verdad...

Clic > Amplía

Es uno de los casos más asombrosos de la historia de la prensa. Ocurre recién cuando el periodismo dejó de ser una relación unilateral (uno que emite y otro que recibe sin chistar) para convertirse en una conversación. ¡Bienvenida!

Aquí John Plunkett en The Guardian de ayer.

Ojalá Rupert Murdoch esté realmente compungido y no sea esta una estrategia para salir de la crisis con el menor daño posible a sus audiencias.

A lo hecho, pecho


Costó, pero Rebekah Brooks terminó en la calle, que era lo que todo el mundo esperaba, empezado por los empleados intoxicados de News International. Todo hace suponer que fue Elizabet Murdoch la que se puso firme y le pidió la cabeza a su valedor, don Rupert, su padre.

viernes, 15 de julio de 2011

Proxenetismo y libertad de expresión (3)

Sigo dando vueltas al tema y no encuentro otra solución que dejar la decisión en manos de los periódicos.

1. Cada periódico debe decidir sobre la coherencia entre su política comercial y su línea editorial. No es muy creíble el que combate la trata de personas y a la vez admite avisos de proxenetas...

2. No se puede regular la publicidad de oferta sexual desde el estado ni por medio de una ley mientras la prostitución sea una actividad lícita.

4. La prostitución explota la necesidad de una persona hasta ponerla en situación de perder su libertad. No creo que sea una actividad buscada por nadie o ejercida con total libertad.

5. Como cualquier otro delincuente, los proxenetas se esconden y se pasan el día pensando en su negocio. Si se prohibe la oferta sexual en los diarios, ya encontrarán otros modos de promocionar a sus empleadas.

6. El proxenetismo no se combate persiguiendo a Clarín o a otros periódicos que publican esos anuncios. Eso es combatir los síntomas y no la causa de una enfermedad. Sería como prohibir los autos porque hay accidentes (o suprimir la cama porque en ella muere la mayoría de las personas). Pero hace rato que el gobierno argentino está más preocupado por el relato que por la realidad.

7. En la Argentina todas las redes de prostitución están en connivencia con las fuerzas de seguridad, cuando no son regenteadas por los mismos policías. Terminar con el proxenetismo y el tráfico de personas es cuestión de voluntad política y esa voluntad no existe.

8. Es curioso que se diga tanto que los avisos clasificados y la prensa gráfica están en decadencia y que estos anuncios sean a la vez tan efectivos, crezcan y sean una fuente importante de ingresos para los periódicos que los publican. Es un ejemplo de long tail del que hay que aprender.

jueves, 14 de julio de 2011

Los mitos de Murdoch

Para los que quieren saber qué pasa con Rupert y James Murdoch o están preocupados con el futuro del grupo, les recomiendo este artículo de Ken Doctor en Newsonomics que encontré gracias a un tuit del Poynter Institute. Atención: the bigger question is Fox News.

miércoles, 13 de julio de 2011

Proxenetismo y libertad de expresión (2)

1. La prostitución es una actividad lícita. Tiene razón el diario Río Negro (General Roca, provincia de Río Negro, en la Patagonia argentina) cuando basa el amparo en esa condición para ofrecer publicidad a prostitutas. Pero aunque sea lícita, es una actividad que nadie quiere; ejercida por necesidad, casi siempre desesperada, en un ambiente sórdido y muchas veces peligroso. Por esa y por otras razones, llamar prostituta a una mujer es un grave insulto para ella o para sus hijos. El proxenetismo, en cambio, es un delito, por tanto debe evitarse toda publicidad que promueva ese negocio.

2. Me parece una exageración que Río Negro publique en tapa y como título principal semejante amparo. Un recurso judicial que solo interesa a la empresa editora y a su cuenta de resultados (unos USD 240.000 al año solo por estos avisos).

3. No tiene nada que ver la libertad de prensa. Esto es libertad de comercio, también amparada por la Constitución Nacional.

4. El decreto de la Presidente argentina no tiene como intención principal terminar con el flagelo de la trata de personas. Va contra un negocio de Clarín en su afán de atacar todos los flancos posibles del grupo que hoy aparece como el principal enemigo del poder político nacional (la recaudación por estos anuncios es bastante más de los USD 2.313.000 que calcula Perfil en la nota del enlace).

5. Es evidente que los anuncios de ofertas de prostitutas favorecen el negocio de los proxenetas y los traficantes de personas, igual que la venta de celulares usados favorece el robo de esos teléfonos (hay mil ejemplos más).

6. Esos anuncios son lícitos, pero denigran a la mujer y ofenden la sensibilidad de muchas personas, especialmente de los menores.

7. No encuentro motivos lógicos ni éticos para permitir esos anuncios en prensa de información general y mucho menos en un periódico que se precia de serio y que pretende fomentar valores en sus lectores.

8. Otros diarios (como estos de la Argentina, o este y este otro de España) han dado ejemplo de coherencia entre su línea editorial y su política comercial.

martes, 12 de julio de 2011

Proxenetismo y libertad de expresión


No tengo mucho más para decir. Juzgue usted mismo/a. Aquí la nota.

...y Tiempo debería pedir perdón en portada

23 de mayo de 2011

11 de junio de 2011

Una de dos: o Tiempo Argentino miente con un cinismo descomunal o Macri consiguió sacarle 23 puntos porcentuales a Filmus en 47 días...

Aquí la nota en la edición del 23 de mayo. La consultora de Doris Capurro que publicó Tiempo de daba ¡tres puntos de ventaja! a Filmus sobre Macri 47 días antes de las elecciones que Macri ganó por casi 20 puntos.

Marca debería pedir perdón en portada

En menos de siete meses, Marca ha pasado de llamar a Marta Domínguez "camella" (vendedora de droga al por menor) y "mentira" a festejarla como si aquí no hubiera pasado nada. Con la misma seguridad y majeza con que en diciembre la arrastró por el lodo sin pruebas, sin datos, sin nada… hoy larga un editorial en el que manda besos y abrazos a la atleta más laureada del deporte español. Tan ricamente. Es verdad que entonces el director del diario era uno y ahora es otro –y se nota– pero el ejercicio de cinismo de la portada de hoy recuerda más al uno que al otro. Caraduras. No basta con silbar y mirar al techo esperando a que escampe:

DICIEMBRE 2010

HOY


R*, que manda las portadas, me dice: este periodismo da asco. Dicho queda.

Rebekah Scapegoat


Si Rebekah Brooks, la CEO de The News of the World, sabía lo que pasaba en su diario, debe renunciar por inmoral y presentarse ante la Justicia. Y si no lo sabía, debe irse por incompetente. Las mismas razones se aplican a Rupert y James Murdoch, solo que ellos no pueden irse porque son los dueños. Si los Murdoch protegen a Rebekah Brooks, por más que la quieran y favores que le deban, están jugando su propia credibilidad ya bastante maltrecha. Tendrán que sacrificarla junto a sus empleados intoxicados del News of the World. Les recomiendo este enlace.

Alexander Lebedev y The Independent están más felices que Murdoch y Brooks en la tapa del Telegraph.

lunes, 11 de julio de 2011

News of The World hace extraños compañeros de cama

Las portadas de la prensa inglesa del pasado viernes pueden agruparse por parejas. Cada diario de calidad tiene su correspondiente tabloide que le replica: el Times y el Mirror; el Telegraph y The Sun,. el Mail y el Express.  El mejor, The Guardian, que da un paso más –son los que llevan la voz cantante en la cobertura. Fenomenal la foto del Times, en la que se ve al joven Murdoch el día que compró el News of the World, desbancando la oferta rival de… Robert Maxwell. [clic > amplía]


La memoria de la gente, que no es burra

Londres, viernes 8. Protesta contra News International, editora de News of The World, The Sun, The Times y The Sunday Times. En la proa del barco va la mancheta del News of The World, cerrado ayer. Debajo, la infame portada de 1982 que inspira la pancarta. ["Scum" = escoria] Foto: Andy Rain.

domingo, 10 de julio de 2011

Read all about it, read all about it - news of the world

Power, Pop!
Read about the things that happen throughout the world
Don't believe in everything you see or hear
The neighbours talk day in day out about the goings on
They tell us what they want - they don't give an inch

Look at the pictures taken by the cameras they cannot lie
The truth is in what you see - not what you read
Little men tapping things out - points of view
Remember their views are not the gospel truth

Don't believe it all
Find out for yourself
Check before you spread
News of the world

Never doubt
Never ask
Never moan
Never search
Never find
Never know

Each morning our key to the world comes through the door
More than often its just a comic, not much more
Don't take it too serious - not many do
Read between the lines and you'll find the truth

Read all about it, read all about it - news of the world

The Jam, "News of the world" [Spotify] en el álbum All Mod Cons

Gràcies R* per la pista.

Para que nadie se queje, otra referencia es el disco donde aparecen We will rock you y We are the champions:

viernes, 8 de julio de 2011

News of The World 1843-2011

Transcribo el mensaje de James Murdoch a los empleados de News Corporation. Tiene fecha de ayer. Resalto el último párrafo en negrita. Léalo:

Message from James Murdoch

I have important things to say about the News of the World and the steps we are taking to address the very serious problems that have occurred.

It is only right that you as colleagues at News International are first to hear what I have to say and that you hear it directly from me.

You do not need to be told that the News of the World is 168 years old. That it is read by more people than any other English language newspaper. That it has enjoyed support from Britain’s largest advertisers. And that it has a proud history of fighting crime, exposing wrong-doing and regularly setting the news agenda for the nation.

When I tell people why I am proud to be part of News Corporation, I say that our commitment to journalism and a free press is one of the things that sets us apart. Your work is a credit to this.

The good things the News of the World does, however, have been sullied by behaviour that was wrong. Indeed, if recent allegations are true, it was inhuman and has no place in our Company.

The News of the World is in the business of holding others to account. But it failed when it came to itself.

In 2006, the police focused their investigations on two men. Both went to jail. But the News of the World and News International failed to get to the bottom of repeated wrongdoing that occurred without conscience or legitimate purpose. Wrongdoers turned a good newsroom bad and this was not fully understood or adequately pursued.

As a result, the News of the World and News International wrongly maintained that these issues were confined to one reporter. We now have voluntarily given evidence to the police that I believe will prove that this was untrue and those who acted wrongly will have to face the consequences.

This was not the only fault.

The paper made statements to Parliament without being in the full possession of the facts. This was wrong.

The Company paid out-of-court settlements approved by me. I now know that I did not have a complete picture when I did so. This was wrong and is a matter of serious regret.

Currently, there are two major and ongoing police investigations. We are cooperating fully and actively with both. You know that it was News International who voluntarily brought evidence that led to opening Operation Weeting and Operation Elveden. This full cooperation will continue until the Police’s work is done.

We have also admitted liability in civil cases. Already, we have settled a number of prominent cases and set up a Compensation Scheme, with cases to be adjudicated by former High Court judge Sir Charles Gray. Apologising and making amends is the right thing to do.

Inside the Company, we set up a Management and Standards Committee that is working on these issues and that has hired Olswang to examine past failings and recommend systems and practices that over time should become standards for the industry. We have committed to publishing Olswang’s terms of reference and eventual recommendations in a way that is open and transparent.

We have welcomed broad public inquiries into press standards and police practices and will cooperate with them fully.

So, just as I acknowledge we have made mistakes, I hope you and everyone inside and outside the Company will acknowledge that we are doing our utmost to fix them, atone for them, and make sure they never happen again.

Having consulted senior colleagues, I have decided that we must take further decisive action with respect to the paper.

This Sunday will be the last issue of the News of the World.

Colin Myler will edit the final edition of the paper.

In addition, I have decided that all of the News of the World’s revenue this weekend will go to good causes.

While we may never be able to make up for distress that has been caused, the right thing to do is for every penny of the circulation revenue we receive this weekend to go to organisations – many of whom are long-term friends and partners – that improve life in Britain and are devoted to treating others with dignity.

We will run no commercial advertisements this weekend. Any advertising space in this last edition will be donated to causes and charities that wish to expose their good works to our millions of readers.

These are strong measures. They are made humbly and out of respect. I am convinced they are the right thing to do.

Many of you, if not the vast majority of you, are either new to the Company or have had no connection to the News of the World during the years when egregious behaviour occurred.

I can understand how unfair these decisions may feel. Particularly, for colleagues who will leave the Company. Of course, we will communicate next steps in detail and begin appropriate consultations.

You may see these changes as a price loyal staff at the News of the World are paying for the transgressions of others. So please hear me when I say that your good work is a credit to journalism. I do not want the legitimacy of what you do to be compromised by acts of others. I want all journalism at News International to be beyond reproach. I insist that this organisation lives up to the standard of behaviour we expect of others. And, finally, I want you all to know that it is critical that the integrity of every journalist who has played fairly is restored.

Thank you.

James Murdoch
Deputy Chief Operating Officer
Chairman and CEO, International, News Corporation

Para esto tampoco sirve el iPad