jueves, 31 de julio de 2008

Y dale con beishín

Por las dudas... está en el Diccionario panhispánico de dudas. En castellano se dice Pekín, no Beijín. El que dice Beijín debería decir también London, München, Warszawa... Además, si pronuncian beishín, que escriban Beishín y no Beijín.

Sin pan

Se llama Sin pan y sin trabajo este cuadro de Ernesto de la Cárcova. Me acordé de él cuando vi el de Joaquín Sorolla que puso Toni más abajo. También De la Cárcova denunció éstos y otros abusos en la Argentina opulenta de aquellos años: sin pan en el Granero del Mundo. De la Cárcova es contemporáneo casi año por año con Sorolla. Le vendió este cuadro al Museo Nacional de Bellas Artes y allí está todavía: nunca estuvo colgado en la pared de un palacio de Buenos Aires.

Gracias Clarín por esta foto

Es genial. Los dos ministros muertos de risa mientras Cristina Kirchner cuenta cómo fumó dos paquetes de cigarrillos desde los catorce hasta los 35. Para más números, está en la página 32 del diario de ayer. Recuerda la foto de Don Rypka que ganó el premio de la World Press Photo en 1983. Reagan se ríe de una alusión de la reina Isabel al clima de California. Fue durante una cena de gala en el Museo De Young en San Francisco, el 8 de marzo de 1983.

Cada cual atiende a su juego

Se reunieron Julio Cobos y Cristina Kirchner. Cada diario de Buenos Aires vio lo suyo:

Clarín:
La Nación:
Crítica:
Página 12:
Diario Popular:
Crónica:
La Prensa:
Ámbito Financiero:

miércoles, 30 de julio de 2008

Aún dicen que el pescado es caro


Hay un cuadro de Sorolla así titulado donde se ve a un abuelo y un padre atendiendo al hijo pescador, gravemente herido, en la barca. Los rostros de preocupación, los ropones pobres, la luz, la inclinación de la estampa y un farol agitado por el movimiento de la barca… todo contribuye a dar idea de la gravedad de la situación. Es genial. Vale más que seis mil editoriales de su tiempo sobre la inseguridad laboral, la actitud comodona de cierta aristocracia (hoy los llamaríamos chetos, pijos, sifrinos, fresas… frívolos y superficiales) que desprecia a los demás porque no tienen título ni posición. Y cree que toda mejora del resto es en su contra. Esos, precisamente esos, son los que iban a ver las exposiciones y compraban los cuadros al maestro valenciano. Me admira: Sorolla se jugaba el prestigio y las habichuelas. Podían decir: ése que nos caricaturiza… ¡que le compre las telas su tía!

Pero el pintor veía que debía hacerlo así. No era un decorador de salas de estar. Su arte era para más y mejor. No tenía miedo.

Esos aristócratas existen hoy. Buena parte de los políticos, por ejemplo. Y algunos que se dicen hombres de la empresa, de la ciencia, del espectáculo, de la cultura...

A los de su tiempo, Sorolla les mete el estoque hasta la bola. Sólo con un título y una imagen. ¡Qué vergüenza pasarían al ver ese cuadro!

Nosotros, a los de nuestro tiempo… les entrevistamos con cariño. Y ellos se sienten amos y señores. Tal vez los periodistas también estamos heridos como el pescador del cuadro.

Aún dicen que la prensa es cara.

[Estoy en Italia trabajando como un burro de noria y con poco tiempo para acceder a nada. Dejo estos pensamientos antes de que se me pudran en algùn meandro cerebral.]

Ya está bien de Carla Bruni

Dentro de poco la van a comparar con Lady Di.

El orden de los factores, en Paper Papers, 22/7/08
El último 'scoop' de 'El Mundo',
en Paper Papers 21/7/08
Más causas de muerte,
en Paper Papers 21/7/08

Inteligencia wiki

La verdad no es el resultado de una encuesta. Tampoco es la mitad entre dos mentiras ni entre dos verdades. No es un promedio entre todas las versiones de la historia ni la repetición indefinida de una mentira. Esas son las verdades totalitarias, puras mentiras fascistas.

La verdad del periodismo no es wiki y la inteligencia colectiva de las redacciones no es garantía de verdad. Sí, seguro, del esfuerzo por encontrarla, de espíritu crítico, de escepticismo y de pasión por la realidad.

Los comentarios de los lectores son un aporte invalorable a esa inteligencia. También son, de algún modo, inteligencia wiki y muchas veces son verdades como castillos que pasan inadvertidas.

El periodismo y los comentarios, en Paper Papers, 29/7/08

Estaba bien

Tal como lo sospechaban Just Creep y Marcelo, el título de Crítica estaba bien. También yo dudaba. Por eso lo pregunté a la Real Academia Española, que entonces estaba de vacaciones. Pero ahora vino la respuesta y aclaro que antes lo busqué en el Diccionario panhispánico de dudas previendo que me lo recordarían, pero no resolvía la cuestión en plural:

En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:
Le recordamos que ya está disponible para su consulta la versión electrónica de la primera edición impresa del Diccionario panhispánico de dudas, obra en la que se da respuesta, desde el punto de vista de la norma culta actual, a las dudas lingüísticas más habituales (ortográficas, léxicas y gramaticales) que plantea el uso del español. La información que solicita se encuentra en el artículo:
pronombres personales átonos (véase el punto 6. Discordancias en el uso de los clíticos).
En cuanto al caso concreto que nos plantea, la opción correcta es la selección del plural LES:
Batman les pegó a la mamá y a la hermana.
Reciba un cordial saludo
.

Y Zuni Fariña, copy-editor (que no copydesker) de El Territorio, me aclara:

Después de discutir el tema con algunos colegas profesores, de investigarlo en la Academia Argentina de Letras y la Real Academia Española, puedo decir que el famoso título de tapa de CRÍTICA es CORRECTO.
En el caso de BATMAN LES PEGÓ A SU MAMÁ Y A SU HERMANA, aunque suene forzado, ESTÁ BIEN.
Siguen las razones:
-El verbo PEGAR rige un OBJETO DIRECTO elidido, (un golpe...una cachetada, un manotazo...), por lo tanto A SU MADRE Y A SU HERMANA sería OBJETO INDIRECTO, con lo cual admite la duplicación con LES.
-El razonamiento que había seguido yo, era el de considerar A SU MAMÁ Y A SU HERMANA como OBJETO DIRECTO (lo golpeado, la parte de la oración que sufre la acción del verbo transitivo GOLPEAR)...Y, si así fuera,se podría duplicar, pero con LAS PEGÓ...(pero en este caso se entendería que las dejó pegadas a algo....engomadas, o adosadas...o adheridas...).


Maravillosa utilidad de los blogs y de los comentarios, a pesar de las opiniones de Guillermo Piro y de José Pablo Feinman del post anterior.

Complemento directo, en Paper Papers, 25/7/08

martes, 29 de julio de 2008

El periodismo y los comentarios

Se ha desatado en estos días una apasionante y apasionada discusión sobre los comentarios de los lectores en los medios online. Mi primera experiencia fue en este mismo blog: un buen día suprimí los comentarios porque no los había (solo de vez en cuando alguien me dejaba una puteada anónima). Pero cuando se incorporó Toni Piqué decidimos volver a ellos y entonces aparecieron unos pocos, pero buenos e interesantes.

Al poco tiempo me encuentro (vía Pablo Mancini) con una entrevista de ocasión a Guillermo Piro en la redacción de Perfil.com. Allí explica sus razones en contra de la forumización de los blogs: la gente normal nunca deja ni lee comentarios, no llama a la radio, no escribe cartas: los comentarios solo tienen sentido en blogs reducidos.



Casi tan ultramontana como la opinión de José Pablo Feinman sobre los blogueros:



En su columna Stop the Presses de la edición del 24 de julio de Editor & Publisher, Steve Outing sostiene que "tenemos que ir más allá de los comentarios de los usuarios como los únicos medios de interacción en los artículos periodisticos" y sigue con su idea de integrar el periodismo con los contenidos producidos por testigos y expertos de la comunidad. Jeff Jarvis tiene dos nuevos posts sobre los comentarios: Comments, on comments on comments, traducido por 233 Grados, al que hoy ha agregado una carta terrible a Bob Garfield. Se están acusando hasta de nazis...

Ya se ve que hay gente cansada de los comentarios banales, de los desahogos y de las puteadas (como cuando cerré los comentarios a este blog).

Las redacciones son el resultado de un ejercicio continuo de inteligencia colectiva. La cuestión está en resolver si debemos sumar a los contenidos esa masa la inteligencia de los lectores que interactúan con nosotros. Cualquier editor sabe que es muy difícil agregar valor a la redacción: para eso hay que incorporar como periodistas a inteligencias capaces de compartir sus ideas con sus colegas y con los lectores. Son pocos los que tienen ideas que agreguen valor a los contenidos y de esos, pocos saben expresarlas. Gerenciar la inteligencia colectiva es una de las tareas más difíciles de la humanidad.

El periodismo suscita comentarios, pero los comentarios no son el periodismo. Las dos realidades conviven muy bien en internet. La radio ya sabía de esto. A los periódicos los comentarios siempre volvieron empaquetados en los discursos de los gobernantes, en las presiones del poder y en las cartas de los lectores anormales. También por sus sitios de internet, pero como las presiones, los discursos y las cartas, no siempre merecen publicarse.

Los mitos de la convergencia, en Paper Papers, 1/5/08
Redacciones y público, en Paper Papers, 30/4/08
Inteligencia colectiva
, en Paper Papers, 29/4/08

Emparejamiento

Ya se ve que los cinco domingos de mayo -y de todos los meses- se suceden según un ritmo gregoriano. Gracias a los datos de Juan R. agrego el cuadro completo de los mayos con cinco domingos hábiles para diarios desde 1958, año en que el IVC empezó a contar los ejemplares vendidos. Al estudio de DsD y la Universidad Austral le falta un coeficiente de emparejamiento. Quizá hubiera bastado con sacar el último domingo del promedio mensual de lunes a domingos a los datos de los mayos con cinco domingos.

sábado, 26 de julio de 2008

Error de teóricos

En un post del pasado 15 de julio comenté la interesante conclusión a la que llega un estudio realizado por el sitio Diario sobre Diarios y la cátedra de Periodismo y Democracia de la Universidad Austral. Allí mismo (y aquí abajo) hay links para ver otros artículos y posts en los que sostengo que no se puede seguir midiendo la circulación como en la era de Gutenberg.

No cambia esas conclusiones, pero sobre ese estudio hay que aclarar algo que cualquier persona involucrada con la industria hubiera remarcado (cualquiera que sepa que los diarios casi duplican su circulación los domingos): los promedios mensuales de circulación crecen cuando los meses tienen cinco domingos y por tanto no se puede comparar la circulación de un mes de mayo con cinco domingos con otro que solo tiene cuatro. Por eso marqué en el cuadro de Diario sobre Diarios los años en los que mayo tuvo cinco domingos y uno de ellos no cayó el 1º, porque ese día no hay diarios en la Argentina.

Mi agenda no me deja llegar antes de 1970 y todavía me queda averiguar qué pasó en 1976: un bajón impresionante con cinco domingos en mayo. Quizá alguien me pueda dar una pista.

Estudio General de Medios, en Paper Papers, 15/7/08
Los de pago también son gratuitos, en Paper Papers, 3/7/08
Había que medir la difusión..., en Paper Papers, 7/11/07
El IVC de la época de Gutenberg, en Paper Papers, 20/10/06
Medir la difusión y no la venta, en Paper Papers, 4/8/06

Ciegos y sordos

Las pérdidas de ingresos y los repetidos recortes de personal no desaniman a la mayoría de los directores de diarios de EEUU. Aseguran que sus publicaciones recuperarán su posición en el mercado si dan más énfasis a las ediciones online y si adoptan innovaciones como vídeo y reportaje asistido con computadores. Lo recoge el Project for Excellence in Journalism.

Mentira mil veces. O santa inocencia. O la táctica del avestruz.

Ese trabajo describe así el diario estadounidense en 2008: “tiene menos páginas que hace tres años, el papel es más fino y los textos más cortos. Tiene menos noticias internacionales y nacionales, menos espacio dedicado a la ciencia, las artes, los reportajes especiales y diversos asuntos especializados. La cobertura de economía se edita en una sección cada vez más pequeña o está incorporada a otra sección del diario […] pero la cobertura de algunos asuntos locales se ha reforzado y el periodismo investigativo se valora mucho”.

“Los equipos que producen el diario también son más reducidos, más jóvenes, más adeptos a la tecnología y más orientados a atender el impreso y la web. Además están bajo fuertes presiones, tienen menos memoria institucional, menor conocimiento de la comunidad y de cómo recabar la historia en sectores específicos. Hay menos editores para detectar los errores”.

O sea, ¿vamos a hacer los diarios mejores con menos recursos y menos cualificados y evitando hablar de los asuntos más relevantes? ¿Decisiones así harán recuperar a la prensa su posición en el mercado y garantizarán su calidad?

Y eso de que el "periodismo investigativo aún se valora mucho" ya es de broma, vamos. Para empezar ¿hay algún periodismo que no sea investigativo? ¿Vídeo y CAR son las innovaciones que resolverán el futuro? Hace más de diez años que se aplican.

¿De qué planeta vienen esos directores de diarios?

Nunca había visto una descripción mejor del camino al infierno de los diarios. E insisto: dejemos de pensar que los lectores son burros.

Más causas de muerte,
en Paper Papers 21/7/08
Por eso nos morimos,
en Paper Papers 21/7/08
Murdoch es el único que la tiene clara,
en Paper Papers 7/7/08

Con un par (II)

Acá dejo los links del artículo de Barack Obama publicado en el NYT y de la réplica de John McCain que su campaña envió a The New York Times, que el diario le devolvió para que fuera editado y la campaña de McCain rechazó editar –y, por tanto, no se publicó.
Insisto en que me parece un debate fenomenal. Vale la pena dedicar cinco minutos a pensarlo. ¿Te parece bien o mal la actitud de la sección de Opinión del NYT? ¿Tú habrías publicado el artículo de McCain o no?
Agrego de nuevo el link al Public Editor del NYT: Obama, McCain and the OpEd page.

Murió el kirchnerismo

Es una perla de fin de semana: la tapa del diario oficialista y gratuito de Misiones, Noticias de la Calle, el día después de las dos manifestaciones en Buenos Aires. Ignoran la del campo que triplicó la del gobierno. El kirchnerismo que nacía ese día se murió al siguiente cuando perdieron la votación en el senado. La credibilidad nula de estos medios los convierte en inútiles. Son un gasto para el gobierno y un negocio para sus dueños que se aprovechan de la estupidez o de la corrupción de los funcionarios.

Patriotas contra mercenarios, en Paper Papers, 16/7/08

viernes, 25 de julio de 2008

Fuera de foco

Hoy la agencia oficial argentina Télam distribuyó unas diez fotos producidas del nuevo Jefe del Gabinete de Ministros argentino, Sergio Massa (una especie de Primer Ministro o Súper Ministro, pero en un sistema presidencial). Massa promete perfil alto y hasta hablar con los periodistas, algo muy raro hasta ahora en el gobierno de los Kirchner. Su antecesor, Alberto Fernández, ocupó esa oficina desde el comienzo del gobierno de Néstor Kirchner y siguió durante los agitados primeros siete meses de su mujer Cristina. Fiel al estilo de gobierno autocrático del matrimonio, sólo hablaba con periodistas ajá, de esos que no preguntan. En las fotos entregadas por Télam aparece Massa haciendo teatro con Clarín, La Nación y Diario Popular, los tres diarios de mayor circulación en la Argentina. En otras se lo ve preparando un mate con yerba Unión (de Las Marías).

Quiere marcar distancia con su antecesor y mostrar una nueva actitud del gobierno, pactada, supongo, con sus jefes los Kirchner. Tan poco acostumbrados a la prensa están en el gobierno y en la agencia oficial que casi todas las fotos que mandaron a los medios están fuera de foco. En la pared de atrás, la del espejo, se puede ver también parte del fotógrafo... El problema de credibilidad de los Kirchner no se arregla con buena voluntad ni con simulacros como el de las fotos. Si sus patrones siguen mintiendo, Massa deberá también mentir y entonces todo se va a complicar. Además no pasará mucho tiempo hasta que la presidente se ponga celosa de su presencia en los medios. Entonces pueden ocurrir dos cosas terribles: que intente competir o que se lo saque de encima al estilo acostumbrado.

La credibilidad perdida, en Paper Papers, 27/5/08
La otra pelea, en Paper Papers, 7/5/08

Con un par

¿Otra prueba más de que The New York Times está sin rumbo? No sé qué pensar, pero el cuerpo me pide decir esto: el NYT todavía los tiene bien puestos. Y Clark Hoyt, el Public Editor (el defensor de los lectores) hace un ejercicio de contorsionismo para no molestar ni a sus jefes ni a sus lectores. Acaba molestando a todos. Ni se les ocurra perdérselo. Sobre todo los comentarios de los lectores. Les dejo el link: Obama, McCain and the OpEd page. Usted ¿qué piensa? ¿qué hubiera hecho en lugar de los editores de Opinión de La Dama Gris?

El infierno de los diarios

Un diario ya cuesta cien mil millones de dólares en Zimbabue. De dólares zimbabuenses, claro. Y ese precio sirve para hoy. Mañana ya veremos. Los suscriptores tienen que pagar la diferencia con los nuevos precios de tapa. Aquí va lista de precios:

Herald: Z$100 mil millones
The Chronicle: Z$100 mil millones
The Sunday Post: Z$150 mil millones
Sunday News: Z$150 mil millones
Manica: Z$150 mil millones
Kwayedza: Z$ 75 mil millones
uMthunywa: Z$75 mil millones
New Farmer: Z$75 mil millones
Trends Z$200 mil millones
Zimabwean Travel: Z$200 mil millones
The Southern Times: Z$200 mil millones

Los costes y la inflación son brutales. La semana pasada, el Herald se vendía a Z$ 8mil millones y venía de un precio anterior de Z$200 millones. El Sunday Mail pasó de Z$300 millones a Z$10 mil millones.

La prensa en Zimbabue es un privilegio de millonarios. Quizá no se pierden nada. Si los diarios no han sabido defender las libertades de sus compatriotas de los dientes del tirano Mugabe se merecen este castigo: salir y tener una venta imposible. El infierno de los diarios.

Marca no cubre el fútbol

Los periódicos deben cubrir lo que pasa, ni más ni menos. Y pasan cosas en la calle, detrás de cada puerta, en el metro, en los cines y teatros, en los restaurantes, en palacio, en los estadios, en la tele, en internet y donde sea. Un periódico de información general que no informa -no hace periodismo- sobre internet es como si no tuviera sección deportiva, o como si un deportivo no informara de fútbol.

Apenas estoy glosando la respuesta agradecida a un comentario de Silvia Cobo en el post de ayer Ocurren cosas en internet

Complemento directo

El leísmo y el laísmo son defectos del objeto directo, aquí en títulos de Crítica (tapa de anteayer) y Clarín del mismo día (página 31). Estoy seguro de que varios editores de esos diarios no saben distinguir el objeto directo del indirecto: les sale bien porque les suena, nada más.

jueves, 24 de julio de 2008

Ocurren cosas en Internet

La televisión ocupa mucho espacio en los diarios. Mucho más que otras actividades culturales, sociales, políticas o económicas que ocurren en nuestras comunidades. Es que ocurren cosas en la televisión como ocurren en la calle (ocurren más en la televisión que en la calle) Y gran parte del tiempo de muchísima gente pasa ante la pantalla: su mundo es la televisión y sus vecinos son los artistas. Además es un lugar donde todos nos encontramos. Como los diarios, nos juntan en los temas de conversación y nos dan un contenido común.

Los diarios pueden y deben cubrir -descubrir- lo que pasa en la Red, en Internet y dedicarle periodismo y espacio como se lo dedican a lo que pasa en la calle y en la televisión. Internet es más una oportunidad y una fortaleza que una amenaza. Los periódicos deberían aprovechar mucho más esa realidad que nos rodea y dedicarle páginas y páginas, como le dedican a la televisión.

La agenda de los gratuitos

No funcionan los gratuitos sin agenda propia. No sirven si traen lo mismo que los noticieros de la radio y la televisión. Y un gratuito afín al gobierno, en el que es el poder quien dicta la agenda, está condenado al destino del panfleto: no le interesará a nadie. Los posibles lectores lo rechazarán como una molestia. Ayer remarcaba que en pleno centro de Buenos Aires la mayoría de los peatones no aceptaban los ejemplares que les ofrecían los repartidores de El Argentino y lo diferenciaba con el que me dió una ocasional promotora de La Razón, la azafata del vuelo de Austral que me trajo a Posadas (paradoja: Austral y Aerolíneas Argentinas acaban de volver a poder del estado argentino).

Si Sergio Szploski quiere publicidad no oficial deberá fortalecer la agenda propia, la primicia y la exclusiva. Pero no se pueden conseguir scoops refritando otros medios del mismo grupo, igual que hace La Razón. Además en esa batalla La Razón gana porque tiene mucha más materia prima para refritar. Si quieren mantenerse en el mercado y conseguir más publicidad que la del gobierno, deben invertir en periodismo. Por ahora no está en sus planes y mientras El Argentino no lo haga, el Grupo Clarín solo gastará en papel para mantener La Razón en la calle solo mientras dure el experimento o la paciencia del gobierno (o Enrique Albistur -que tiene los días contados- en la Secretaría de Medios).

Aclaro que El Argentino tiene ayer una página de Megatone (electrodomésticos), media de Noblex, una de La Caja (ahorro y seguro) y robapágina del Banco de la Nación (gobierno). Mucho más que La Razón, plagado de anuncios del propio grupo. En el ejemplar de El Argentino del martes hay un faldón de Finansur (banco), una página de Telecom, faldón de MacDonald, media del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y robapágina de Presidencia de la Nación. Los robapágina -que dejan solo una L de una columna y cinco módulos para contenido editorial- parecen la señal del pacto de Szpolski con el gobierno. Lo que no conocemos es la tarifa (en el interior al gobierno se le cobra más de tres veces el precio de lista).

miércoles, 23 de julio de 2008

Un favor inmenso a la industria

La guerra de los gratuitos en Buenos Aires tiene un solo objetivo: meter en la agenda informativa argentina otro medio afín al gobierno. No es una preferencia ideológica de Sergio Szpolski sino un negocio redondo y una oportunidad aprovechada. El gobierno necesita medios afines y Szpolski se los provee por una buena tajada en la pauta publicitaria. Es todo. Lo que el gobierno no entiende ni calcula es la credibilidad de esos medios, solo cuenta la cantidad para calmar la ansiedad del poder por noticias amigas.

Clarín cuenta en esta guerra con toda la artillería de la distribución. Su relación con el Sindicato de Canillitas es excelente. Es sintomático y hasta gracioso que el sindicato haya denunciado a El Argentino y no a La Razón, el ariete de la sociedad Clarín-Canillitas para terminar con cualquier posibilidad de que haya verdaderos gratuitos en Buenos Aires. Hasta ahora La Razón solo ha pisado el mercado de otros posibles gratuitos y está reducido a los transportes públicos con tiradas muy bajas.

Sergio Szploski tiene sangre suficiente para enfrentar la presión -muchas veces mafiosa- del sindicato de canillitas. Si lo consigue, hará un favor inmenso a la industria, también a Clarín. Lo que no sabemos es si tendrá el poder y el dinero para hacerlo. Sería paradójico que el favor a la industria y al Grupo Clarín se haga con el dinero del gobierno, pero no creo que a Szploski le preocupe esta consecuencia lateral de su negocio.

El Argentino no se vende, en Paper Papers, 14/7/08
Asientos calientes, en Paper Papers, 11/7/08
El Argentino aparece el 21, en Paper Papers, 11/7/08
Miradas al poder, en Paper Papers, 19/6/09
En julio sale el gratuito de Szpolski, en Paper Papers, 18/6/08
Szpolski lanza un gratuito, en Paper Papers, 15/6/08

Guerra de gratuitos en Buenos Aires

Ayer me costó encontrar El Argentino y eso me pareció toda una señal. Al final me topé esta mañana con un canillita en Córdoba y Carlos Pellegrini, pleno centro de Buenos Aires. Muchos transeúntes rechazaban los ejemplares ofrecidos en la mano por empleados del diario. En el avión que me trajo hoy a Posadas la azafata me entregó el ejemplar de La Razón que sale también a las mañanas desde el lunes.

La salida de La Razón a la mañana es una señal fuerte de que al Grupo Clarín no le gusta nada que le pisen la cancha, como a nadie. Pero no debía haber esperado al mismo día de la salida de El Argentino: está indicando a las claras que lanzan un diario no para abastecer una necesidad informativa del público sino para que otros no les saquen un lugar en el mercado. Actuaron como los Kirchner cuando convocan a una manifestación porque otros lo hicieron antes.

Al final El Argentino imprimió 150.000 ejemplares en Perfil. Dicen que no le funcionaba la rotativa del Herald. Entre las 6.30 y las 7.30 una veintena de vendedores prendieron fuego a gomas y pallets (según la gente de El Argentino, son los pallets que utiliza la Sociedad de Distribuidores de Diarios y Revistas de la Argentina en el centro de distribución de revistas). Actuaron unos 200 policías. El sindicato de vendedores (Sivendia), denunció la represión de la policía.

El lunes los ejemplares salieron a distribución a las 9 de la mañana. Hubo amenazas y golpes con los promotores del nuevo gratuito en la estación Retiro donde también tuvo que intervenir la policía. Parece que en Chacarita cruzaron el camión del diario dos autos de con dos personas cada uno con armas de fuego. Lo secuestraron y luego soltaron en alguna parte del conurbano.

110 promotores y 20 supervisores distribuyeron El Argentino en puntos neurálgicos de la ciudad, todos asustados por el tono de las amenazas del sindicato de canillitas. Solo pudieron repartir entre 80.000 y 100.000 ejemplares. En Clarín dicen que El Argentino paga a los bares ocho pesos por cada paquete de 25 ejemplares que les entrega para que distribuya entre sus clientes.

La Razón entró en máquina el lunes a las 7.30 y salió a la calle a las 10. Imprimieron 80.000 ejemplares de los cuales solo pusieron en la calle 60.000 y agregaron los sobrantes al vespertino. Reforzaron la seguridad en la planta ya que esperaban y siguen esperando desmanes. Más información en TTC.

Lo prometido es deuda

La serie de Libé de la segunda vuelta de las presidenciales del 2002. Enjoy.

martes, 22 de julio de 2008

Lo pasamos bien

Trabajamos bastante, sobre todo Alfredo, y lo pasamos muy bien. Hablamos de periódicos y de periodismo, desde el Sunday Times de Londres a La Razón de Chivilcoy. Hoy a la una de la tarde terminó el seminario con Alfredo Triviño en Buenos Aires.

Muchas gracias a todos los organizadores (en la foto Carlos Guyot, Juan Melano, Alfredo Triviño y Tristán Rodríguez Loredo) y a los participantes.

También a los que nos ayudaron a que salga fenómeno y barato:

María Rodríguez Alcobendas
Marcos Foglia
Gustavo Lovalvo
Paula Ripoll
Javier Vera
Ariel Garófalo
ADEPA
ADIRA
CADAL
La Nación
Clarín
Café Cabrales

Ahora me voy a buscar los nuevos gratuitos de Buenos Aires.

El orden de los factores

Perdonen la brasa, pero esto es el scoop del scoop, el tubazo del tubazo, el pisotón del pisotón. Es del 13 de julio, seis días antes que El Mundo. Fiat iustitia. [Y con Alfredo en Buenos Aires… sólo faltaría].

¿Por qué esta campaña de entrevistas exclusivas? ¿Interés de los editores/directores de los diarios en el personaje? Nein. Es que Carla Bruni ha sacado otro disco y ahora sí que se deja entrevistar. Cuando le conviene a ella y a su negocio y no a nosotros y al nuestro. Ya sé que siempre pasa. El problema es que la gente ahí afuera también lo sabe.

Y debo decir que el primer disco era bueno.

El último 'scoop' de 'El Mundo',
en Paper Papers 21/7/08
Más causas de muerte,
en Paper Papers 21/7/08

Otro entierro de primera

El otro día olvidé ésta, del 2004, en la muerte de Henri Cartier-Bresson:
Entierros de primera,
en Paper Papers 16/7/08

lunes, 21 de julio de 2008

Ahora los gratuitos son dos

Salió nomás El Argentino como estaba anunciado. Alguna duda quedó después de la fiesta de lanzamiento el martes en el Museo Renault. Es que este país se dio en la madrugada del jueves. Veremos cómo y cuánto aguanta con este gobierno de sponsor.

1. Sergio Szposlki aparece como editor responsable.
2. A pesar del nombre, es muy español en su diseño y concepto. Pero es lo que hay.
3. A partir de hoy también La Razón, el gratuito del Grupo Clarín tiene edición matutina...
4. Estamos vivos.

El último 'scoop' de El Mundo

Me avisa un amigo que El Mundo de Madrid sacó a la Bruni en su revista Yo Dona, que sale los sábados. En efecto, así es: el mundo dio el pisotón, como dicen los españoles. Se adelantó un día. ¡Olé ese periodismo aguerrido!

Más causas de muerte

Los dominicales de ayer de El País de Madrid y La Vanguardia de Barcelona. ¿Agenda propia o agenda de las promotoras, discográficas, agentes, distribuidoras, grabadoras, estudios, agencias de relaciones públicas, de corporate communications…?

El interior es igualmente penoso.

Ellos ganan y nosotros perdemos. La gente NO es burra. ¿Qué pensarían ayer los lectores, parados frente al quiosco, al ver esas portadas colgadas, iguales?

Por eso nos morimos



"Público, queremos hablarte claro". Así dice la primera línea que Eugenio Torelli escribió el 4 de marzo de 1876 para el primer fondino (editorial) del primer número del Corriere della Sera. La semana pasada encontré en Roma la portada/tapa de ese primer número del templo del periodismo italiano y referencia absoluta de todos los periódicos y periodistas de país –y no se pueden hacer una idea de hasta qué punto es así. La foto está hecha con el teléfono y es lamentable, pero es auténtica.

Para eso nacieron todos los diarios: para hablar claro a la gente.

Y se han olvidado. Y la gente se da cuenta de la superchería y la mixtificación. Y desertan. Y nos morimos todos un poco. Un poco porque queremos.

Traigo una página reciente del propio Corriere para demostrarlo. Podrían ser otras. Pero ésta es conveniente. Refleja a la perfección el estilo light, superficial y frívolo de tantos diarios. Resulta que estamos en alerta roja debido al calentamiento global y la manera de trasmitir una noticia relevante al respecto es seleccionando su parte más banal: que la Bündchen tiene un blog ecologista [si digo verde se me reirán los españoles]. Y no crean. ¡En la sección de Internacional! La foto es, en efecto, muy pertinente: contribuye al calentamiento global. Si la hubieran sacado en traje chaqueta no sería lo mismo.

Qué pena.

En el subtítulo está la información de verdad: "Lula: 'crearemos tres nuevas reservas protegidas' [en la Amazonia]"

¿Se creen que la gente es burra? Porque eso es lo que parece cuando uno ve estas ediciones.

Déjenle a Murdoch (V)

Lo que el WSJ está reorganizando no son sólo los correctores (los copy-editors de línea o de slot). Están dispersando la función de "editing" entre los reporteros y los editores (assigning editors) tal y como funciona en el continente europeo y en América Latina. Están acabando con el copydesk de veras.

Me parece bien si no se perjudica a la planificación y al reporteo, es decir, si algunos copy editors pasan a las secciones como reporteros o como subeditores o editores de cierre. Que es lo que harán en el WSJ: abrirán nuevas posiciones en esas líneas y tratar de que nadie en la redacción desempeñe trabajos mecánicos o burocráticos que no añadan valor informativo. Así está mejor.

PS: ¡Quiero mis royalties! :)

sábado, 19 de julio de 2008

El sofisma de Bill Gates

Encontré la foto entre mis viejas diapositivas que guardo todavía en carpetas, las mismas que un día casi me incautan en la frontera de Iguazú por contrabando de ideas. Está tomada de una página de la National Geographic Magazine de esos años (entre 1996 y 1998). No la pude encontrar en la Red. Es un pedazo de producción: Bill Gates, con 20 años menos, está sentado encima de miles de folios de papel pinchados en un par de cables como en un souvlaki. Forman dos troncos parecidos a los pinos del bosque que los rodea. Gates tiene en su mano izquierda un cd en el que se supone que cabe toda la información contenida en los papeles pinchados en los cables a modo de troncos de árbol.

Es un sofisma -un razonamiento falso- de Bill Gates, de la National Geographic Society, de Dixired y de otros que lo usan como un argumento sentimental para hacer su negocio. Las ediciones electrónicas no salvan árboles. En todo caso es al revés: esos pinos -los que rodean a Bill Gates, su grúa y su pila de papeles- se plantaron para hacer papel. El hipotético día que no haya diarios, revistas, libros, servilletas, pañuelos, papel higiénico... se extinguirán inmensos bosques del planeta porque dejarán de plantarlos o los arrasarán para sembrar soja modificada genéticamente para que crezca debajo de la nieve de Canadá. El papel no se extrae de la naturaleza como si fuera petróleo o manganeso y los bosques primarios a los que se refiere Greenpeace en el link de Dixired no se usan para hacer periódicos hace ya más de un siglo.

El sofisma de Dixired, en Paper Papers, 30/6/08

viernes, 18 de julio de 2008

Buenísimo, buenísimo, buenísimo

Periodismo oficial sordo y mudo

AyerHoyEl Periódico Austral de los Kirchner, en Río Gallegos (Santa Cruz), ignoró completamente la derrota de la madrugada de ayer en el Congreso. Hoy también. Parece que no va a cambiar el estilo feudal del matrimonio que gobierna la Argentina. Remarco el diseño de El Periódico: es siempre igual y prácticamente todos los días está el goberndor en la foto principal.

Déjenle a Murdoch (IV)

En Expreso de Guayaquil terminé con los correctores el día que descubrí que habían arreglado un título de la contratapa: donde decía el gobierno fuerza..., corrigieron forza. Cuando le pedí explicaciones al jefe de correctores, me conjugó el verbo forzar: yo forzo, tú forzas... Trabajaban en una cueva en la que se encerraban con llave. Era imposible saber qué hacían y una vez los descubrí en plena fiesta con unas botellas de cerveza. En Última Hora de Asunción era igual: no se podía entrar a su guarida.

Los correctores o copydeskers (que no copy editors) son un resabio de la época de las linotipos, cuando los textos se escribían de nuevo en el taller. Ahora están de más y son un nudo innecesario en el flujo informativo. Los principales responsables de la calidad de los textos son los redactores. Si son malos hay que echarlos, como a cualquier profesional que no sabe hacer su trabajo.

Hace años que lo decimos con Juan Varela y Toni Piqué, pero el miedo de las gerencias, las presiones de los gremios y la mediocridad de muchos periodistas se suman muchas veces a la inseguridad de los dueños de los diarios: ni ellos escriben bien. Por fin Murdoch nos da la razón. Del royalty creo que no veremos un dólar, pero para que se vea que no mentimos, aquí van estos posts con más de 18 meses de antigüedad.

El sindrome de la biblioteca, en Paper Papers, 11/1/07
La corrección es un nudo en el fujo de los contenidos, en Paper Papers, 31/12/06

Periodismo de anticipación oficial (II)

Via defmey y por el comentario de Juanco al post anterior, encuentro esta perla de Página 12, otro diario gubernamental de la Argentina:

Media hora después tuvo que rectificar...

Periodismo de anticipación oficial

¡Lo conseguí! Ayer a última hora encontré un ejemplar de BAE (Buenos Aires Económico) uno de los medios con los que Sergio Szpolski exprime la pauta del gobierno a cambio de decir lo que ellos quieren. El ejemplar está impreso antes del desenlace en el Senado de la Nación, pero da por hecha la aprobación de la ley que confirmaba las retenciones. Esto es periodismo de anticipación, pero equivocado. El título principal dan por sentado que sancionaban la ley, y en la bajada ponen el verbo en pasado: ...los legisladores votaron la iniciativa y Los dirigentes del las entidades habían reconocido la derrota temprano. En el primer párrafo del artículo expresa que, en el peor de los casos, si hay empate, Julio Cobos votará a favor del proyecto. El ejemplar es de colección y no está en internet. Así pensaba y esperaba el gobierno: se entiende la sorpresa.

Periodismo de anticipación IV, en Paper Papers, 26/1/08
Periodismo de anticipación III, en Paper Papers, 25/1/08
Periodismo de anticipación II, en Paper Papers, 24/1/08
Periodismo de anticipación, en Paper Papers, 14/1/08

Déjenle a Murdoch (III)

Sobra gente en las redacciones de los diarios USA. Lo he dicho unos tres millones de veces. No soy original: muchos periodistas europeos pensamos lo mismo: esos copydesks tan nutridos… envían al cronista/redactor/reportero el mensaje de que puede ser descuidado y que otros (el copydesk) llenará los agujeros que deje en su texto final. O sea, dejan agujeros.

Cuando haces este comentario entre colegas USA te miran como a un terrorista del 11-S. Y dicen casi todos que su calidad depende de esos copydesks. Mentira. De Lippmann a Reston pasando por Wolfe y Salisbury y Breslin y Royko y Woodward y Bowden y Kolata y Apple y todos los que quieras… no necesitaron copydesk para casi nada más que para atrasar el cierre.

Uno piensa que cada copydesker de más es un reportero de menos. Una silla más en la redacción y un par de ojos menos en la calle. Y que tanto cuesta escribir bien como mal o regular –es una técnica. En fin, la cruz es que un reportero/cronista/redactor que escribe mal debería ser inmediatamente despedido y que los editores/jefes de sección/coordinadores deben estar más encima de la edición y menos del reportaje…

Hay alguien más que lo cree.

The Wall Street Journal, el de Murdoch, ha anunciado esta semana que reduce 50 puestos de trabajo en la redacción a consecuencia de la eliminación de sus secciones Global News y Monitor y de la versión online del WSJ de papel. Eran todo copydeskers. Descansen en paz.

Y más: Robert Thomson, el director, ha dicho que en la nueva organización de la redacción los reporteros/redactores/cronistas y los jefes de sección/subeditores deberán agregar a sus tareas la de editar sus textos y asegurarse de que se ajustan a las medidas de la pieza y al estilo del diario. "La fase de edición será una cosa del pasado", ha explicado Thomson. Y, atención: "el diseño, tanto para el papel como para la web, es parte integral de la evolución de cada información y de cada página".

¡Quiero mis royalties por la idea! (Gonzalo y Juan, debéis pedir también los vuestros).

jueves, 17 de julio de 2008

Vos Cero...

El chiste de Nik de la última página de La Nación de hoy hace acordar a los del final de la época del presidente Fernando de la Rúa, cuando lo trataba de Ese Lentísimo Señor Prescindente Frenando de la Duda.

¡Extra, extra!

Por fin ediciones extra en los diarios argentinos...
La noticia se produjo a las 4.25 de la madrugada. A mi casa en el centro de Buenos Aires La Nación llegó a las 8.45. En el quiosco del centro de la ciudad donde suelo comprar Clarín, a las 10 de la mañana todavía no había llegado ningún periódico. En internet pude cazar algunas primeras y segundas ediciones de los diarios de Buenos Aires.

Van también las dos ediciones de El Territorio de Posadas (ambas están en el sitio del diario). La quiero comparar sin complejos con la única de su competencia, un diario hecho por burócratas, no por periodistas. Más abajo Crónica, afín al gobierno, que tampoco tuvo segunda edición.